Para afrontar la crisis económica

El FMI anuncia que los países pobres no tendrán que pagar intereses hasta 2011

El Directorio Ejecutivo del FMI aprobó hoy estas medidas "sin precedentes" para incrementar los recursos a disposición de los países pobres durante la crisis

29.07.2009 | 21:36

Esta medida aumentará el crédito de estos países a unos 17.000 millones de dólares hasta 2014, informó hoy el organismo financiero internacional. De este importe, un total de 8.000 millones de dólares se concederán a lo largo de los dos próximos años.

Los nuevos recursos, que el organismo afirma que obtendrá en parte de la venta de sus reservas de oro, superan ampliamente los 6.000 millones de dólares exigidos por el G20 para los próximos dos ó tres años, indica el FMI.

Tanto el incremento de recursos disponibles para países pobres como la suspensión del pago de intereses de los préstamos pendientes de reembolso para esas naciones forma parte del paquete de medidas impulsadas por el FMI en los últimos meses.

El organismo financiero internacional ha más que duplicado su ayuda financiera a países de bajos ingresos desde el estallido de la crisis económica mundial.

De hecho, los compromisos crediticios asumidos por el FMI con estas naciones alcanzó, a mediados de julio, 2.900 millones de dólares, frente a los 1.500 millones que otorgó durante el conjunto del 2008, recuerda la institución.

El Directorio Ejecutivo aprobó además un nuevo conjunto de instrumentos financieros adaptados a las diversas necesidades de los países de bajos ingresos y más adecuados para poder afrontar la crisis, señaló el FMI.

En concreto, ha lanzado el Servicio de Crédito Ampliado, que proporciona apoyo flexible a mediano plazo, el Servicio de Crédito Stand-By, que permite atender las necesidades a corto plazo y de carácter preventivo, y el Servicio de Crédito Rápido, que ofrece apoyo de emergencia con condiciones limitadas.

El Directorio Ejecutivo del FMI apoyó recientemente la propuesta del director gerente, Dominique Strauss-Kahn, para realizar una nueva asignación general de Derechos Especiales de Giro (DEG) por 250.000 millones de dólares, de los cuales más de 18.000 millones ayudarán a reforzar las reservas de divisas de los países de bajos ingresos.

Si la Junta del FMI aprueba la propuesta, la asignación se efectuaría a finales de agosto. En un comunicado, Strauss-Kahn afirmó que las medidas impulsadas por el FMI representan "un esfuerzo histórico del FMI para ayudar a los pobres del mundo".

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine