Wall Street vive una sesión dramática por un posible error humano

Se investiga si el desplome comenzó por el error de un broker, al parecer de Citigroup, que en lugar de teclear la letra "m" de millón, apretó la "b" de billion

07.05.2010 | 14:14

La Bolsa de Nueva York vivió hoy una de las sesiones más dramáticas de su historia, acuciada por los nervios sobre la situación de Grecia y quizás por un error humano, que después obligó al mercado Nasdaq a cancelar las contrataciones de sus 20 minutos más frenéticos y a abrir una investigación oficial.

Son tantos los interrogantes que han surgido sobre esos minutos que la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC) y la Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas (CFTC) investigan ya lo ocurrido.

"La SEC y la CFTC estamos trabajando con otras entidades reguladoras y los mercados de valores para revisar esta inusual actividad bursátil que se produjo esta tarde durante unos momentos", dijeron ambos organismos, que también alertaron de que "hay que tomar las medidas adecuadas para proteger a los inversores".

Ambas entidades aseguraron que harán públicos los resultados de esas pesquisas, así como las "recomendaciones" apropiadas.

Wall Street vivió así este jueves auténticos minutos trepidantes en los que se temió por su desplome, después de que su principal índice, el Dow Jones de Industriales, así como el S&P y el mercado Nasdaq, bajaran alrededor del 9 por ciento, aunque luego atenuaron el descenso antes del cierre.

El Dow Jones llegó a bajar el 9,17% (-997,21 puntos) y situarse en 9.869,62 puntos y el selectivo S&P 500 perdió hasta el 8,58% y rozó los 1.065,79 puntos, mientras que el Nasdaq se dejó el 9,01% hasta 2.185,75 puntos.

Finalmente el Dow cerró con una pérdida del 3,2% (-347,80 puntos) y se ubicó en 10.520,32 puntos, el S&P se dejó el 3,24% (-37,72 puntos) hasta 1.128,15 puntos y el mercado Nasdaq, el 3,44% (-82,65 puntos) para acabar en 2.319,64 puntos.

Analistas e inversores culparon del ataque de pánico a las inquietudes sobre los problemas financieros de Grecia y la capacidad de otros países europeos para afrontar su deuda, pero tras la recuperación, surgieron conjeturas sobre la causa exacta del desastre y se buscaron culpables.

Horas después nadie sabe lo que ha ocurrido y se investiga si el desplome comenzó por el error de un broker, al parecer de Citigroup, que en lugar de teclear la letra "m" de millón, apretó la "b" de billion (mil millones, en inglés), cuando ofertaba una venta de 16 millones y no de 16.000.

Inmediatamente Citigroup dijo que "no había evidencias" que probaran su participación "en transacción errónea alguna", lo que también confirmó el grupo CME, responsable del mercado donde se negocian contratos a futuro de materias primas y otros productos, que indicó que el banco no había cometido irregularidades.

Algunos medios especializados apuntan a que la orden de venta errónea pudo ser sobre acciones de Procter & Gamble, que de inmediato bajaron de 60 a 39,37 dólares y, al ser uno de los 30 componentes del Dow Jones, hizo que el índice se resintiera.

El NYSE explicó que cuando ocurre algo así se activa un mecanismo automático que ralentiza las cotizaciones electrónicas de ese valor, para que los operadores dispongan de más tiempo para decidir.

Uno de los responsables del NYSE, Lou Pastina, explicó al hilo financiero Dow Jones que esa situación "duró un minuto y 20 segundos".

"Durante ese lapso entraron nuevas órdenes a otros mercados, por lo que el precio bajó a 39 dólares. Seguro que los compradores de esos mercados estaban muy contentos con ese precio, pero los vendedores no tanto", dijo Pastina.

De vértigo fue también la variación de los títulos de Accenture, que en un minuto pasó de 40 dólares a un centavo, para recuperarse inmediatamente y llegar a los 41,09 dólares.

Poco después del cierre de los mercados, el Nasdaq, donde cotizan numerosas empresas de tecnología, que fueron de las más afectadas por el desplome (-3,26%), optó por cancelar las contrataciones que entre las 18.40 y 19.00 GMT del jueves variaron más del 60%, en relación con el valor que tenían antes de esa hora.

Ese mercado considera generalmente que una transacción ha sido claramente errónea cuando los términos de la misma incluyen un error obvio de cualquier tipo, como de precio, número de acciones u otras unidades de intercambio o de identificación de los valores.

Inversores y analistas están ya a la espera de cómo abrirán los mercados el viernes, al cierre de una semana en la que Wall Street ha vivido momentos de infarto. EFE

Enlaces recomendados: Premios Cine