las posibilidades fiscales

Cómo gravar más a los ricos

Los expertos ven como opciones subir el tipo máximo del IRPF al 45%, recuperar el impuesto de Patrimonio, revisar el de Sociedades y un IVA para artículos de lujo

20.05.2010 | 14:23

Oviedo, M. MARTÍNEZ
La negativa de José Luis Rodríguez Zapatero a concretar cómo se va a subir la fiscalidad a las rentas más altas ha dado pie a las cábalas sobre las distintas opciones por las que el Gobierno puede optar. Jesús Sanmartín, presidente del Registro de Asesores Fiscales de España planteó ayer algunas posibilidades.

- El IRPF. Hay unas 800.000 declaraciones a las que alcanza el gravamen máximo del 43% (a partir de 53.407 euros). Una posibilidad es subir este porcentaje en dos puntos, hasta el 45%, como estaba hasta 2006. Otra posibilidad es «retocar algunas deducciones» en función de la renta, porque si se aplicasen de manera generalizada afectaría también a la clase media y por tanto al consumo.

- Patrimonio. Hacienda bonificó este impuesto en 2008 con el 100%, lo que a efectos prácticos es lo mismo que si lo hubiera eliminado, pero técnicamente facilita su recuperación. En 2007 se recaudaron unos 1.800 millones de euros por este concepto, que va directamente a las arcas autonómicas. Una posibilidad es que se recupere a partir de determinados tramos de rentas altas y grandes fortunas.

- Sucesiones. Las autonomías han centrado en los últimos años su política de rebajas fiscales en este tributo. Pero una opción es recuperarlo en un porcentaje mínimo como recaudación estatal.

- Sicav. La sociedad de inversión de capital variable es una fórmula utilizada por las grandes fortunas. Pagan por el impuesto de sociedades sólo el 1% de los beneficios que obtienen. Las sicav manejan unos 25.000 millones de euros. Algunos sectores políticos y del mundo financiero temen que una subida fiscal sobre las sicav implique riesgo de fuga de capitales fuera de España

- Impuesto de Sociedades. Es una de las opciones que los expertos ven con más plausibles, aumentando de forma selectiva el gravamen del impuesto sobre los beneficios empresariales, de modo que grave principalmente a grandes negocios.

- IVA. El Gobierno ya ha anunciado un incremento a partir del 1 de julio que afectará al conjunto de los ciudadanos. Otra opción es un incremento añadido para determinados productos que se puedan considerar de lujo, o sólo al alcance de rentas altas, de tal manera que no dañe más al consumo.

- Impuestos verdes . La tributación ecológica para las empresas es una de las futuras líneas de fiscalidad sobre la que ya se están realizando diversos estudios. Pero, según Jesús Sanmartín, en estos momentos sería un tanto arriesgado implantar este nuevo tributo a las empresas si no lo hacen también los países del entorno. Una acción de estas características, si no se hace de manera coordinada, puede provocar fenómenos de deslocalización, advierte.

Enlaces recomendados: Premios Cine