Rajoy desoye a Bruselas y fija un objetivo de déficit menos severo para España

l La delicada situación de la economía l Cuentas públicas
l El Gobierno prepara un ajuste de 12.000 millones, para situar en el 5,8% la desviación presupuestaria de 2012
l El paro aumentará este año en 630.000 personas pese a la reforma laboral, pronostica el Ejecutivo

 04:13  

Madrid / Bruselas / Oviedo, Efe / E. PRESS / J. C.
El Gobierno español desveló ayer que su objetivo de déficit público para este año es el 5,8% del PIB y que abordará para ello una reducción del gasto de las administraciones públicas de 12.000 millones, adicionales a los recortes de 15.000 millones ya aprobados en diciembre. Esa nueva hoja de ruta supone saltarse el objetivo pactado con Bruselas (4,4% de déficit) y aplicar un ajuste inferior en 14.000 millones al así comprometido.

El Ejecutivo de Mariano Rajoy asumió el pronóstico más negativo de los hasta ahora difundidos sobre el comportamiento este año de la economía española, con una previsión de caída del productor interior bruto (PIB) del 1,7%. Además, y pese a la reforma laboral aprobada el mes pasado, el Gobierno del PP estima que este año el paro crecerá en España en 630.000 desempleados más, aunque Luis de Guindos, ministro de Economía, expresó su confianza en que no se llegue a alcanzar los seis millones de parados. La tasa media de paro prevista para este año sobre población activa es del 24,3%, frente al 21,6% en 2011.

De Guindos y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, declararon que el incumplimiento del compromiso de reducción del déficit presupuestario hasta el 4,4% del PIB (una desviación hecha pública el mismo día en que Rajoy firmó el nuevo tratado de rigor presupuestario en el seno de la UE pactado por 25 de los 27 países socios: todos, salvo Reino Unido y República Checa) no deberá acarrear penalizaciones para España por parte de las autoridades europeas y tampoco de los mercados. A juicio del Gobierno, lo importante es la constatación del compromiso de ajuste y contención del desfase fiscal.

El presidente del Gobierno (que ayer defendió su «decisión soberana» de aumentar hasta el 5,8% su previsión de déficit sin consultar a las instituciones europeas ni a sus socios comunitarios y convencido de que esa cifra no incumple el Pacto de Estabilidad de la UE) sostuvo igualmente que no espera que el desbordamiento del objetivo de déficit en 1,4 puntos del PIB vaya a acarrear consecuencias.

Pero ayer mismo la prima de riesgo de España reaccionó al alza: subió hasta los 310 puntos básicos (3,10 puntos porcentuales más alta que el tipo de interés del bono alemán a diez años) y, por vez primera desde comienzos de agosto, esta prima (que mide la desconfianza de los inversores sobre la solvencia del país) se situó al mismo nivel que el de Italia, después de haberlo superado en algunos momentos.

La respuesta comunitaria tampoco se demoró: fuentes de la Comisión juzgaron la decisión española como una «presión política inútil que no conducirá a nada» y consideraron que el Gobierno debería haber compartido primero su información con sus socios europeos.

«Esto no se va a resolver con presión política sino sobre la base de un análisis económico», indicaron fuentes comunitarias que cuestionaron el rigor de los cálculos españoles sin tener los datos definitivos de las cuentas del pasado año. «¿Cómo se puede hacer ese cálculo sin conocer todavía la cifra exacta del gran desvío de 2011 ni cómo será el presupuesto de 2012? ¿por qué el 5,8% de déficit y no el 4,8 % o el 6,5 %?». Cumplir lo pactado «es clave para reforzar la confianza»

El Gobierno del PP sí encontró el respaldo de los socialistas. El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que venía reclamando desde la pasada campaña electoral la flexibilización en los compromisos de déficit para 2012 y 2013, una vez que España y buena parte de Europa están abocadas a una nueva recesión, dio ayer la «bienvenida» al PP a la «racionalidad económica». Su tesis es que sólo con ajustes no se saldrá de la crisis y que se precisan políticas de estímulo para reactivar la actividad, mientras que las previsiones de déficit para 2012 (4,4%) y 2013 (3%) se habían hecho en un contexto internacional mejor que el actual, cuando Europa y España habían salido de la primera recesión. Rubalcaba volvió a reclamar a Rajoy la creación de un impuesto a las grandes corporaciones y otro a las grandes fortunas, que combata «eficazmente el fraude fiscal» y que desvele ya el Presupuesto de 2012. «Europa se está dando cuenta de que los demora para no dar disgustos a los andaluces y los asturianos», dijo.

  HEMEROTECA
LA REFORMA LABORAL
Envíanos tus dudas sobre la nueva reforma laboral

Envíanos tus dudas sobre la nueva reforma laboral

¿Tienes dudas? Envíanos tus preguntas. La edición impresa de La Nueva España explicará los entresijos de la reforma respondiendo a vuestras preguntas

Síguenos también en . . .

Facebook LNE Twitter LNE
      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà | El Diari  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya