Industria celebra esta semana las subastas de interrumpibilidad para 2016

Alcoa, Solvay y las papeleras advierten del riesgo de viabilidad si no logran un precio competitivo para la electricidad

30.08.2015 | 15:22

El Ministerio de Industria, Energía y Turismo celebra esta semana las subastas del servicio de interrumpibilidad -retribuciones por disminuir o cesar el consumo eléctrico en caso de emergencia o de saturación del sistema- que ofrecerán los grandes consumidores de electricidad en 2016.

Con la reforma energética, el Gobierno creó un sistema de subastas para repartir entre las industrias el llamado servicio de interrumpibilidad, por el que los grandes consumidores de electricidad reciben un incentivo por modular su consumo en momentos de saturación en el sistema eléctrico.

Este año, el Gobierno adelanta la celebración de la subasta, que tendrá lugar en el Ifema de Madrid a puerta cerrada entre este lunes y el viernes, y no apurará tanto como en 2014, cuando a finales de diciembre tuvo que llevar a cabo una subasta extraordinaria después de que la primera puja generara controversia.

Sectores como el siderúrgico o el cementero no lograron cubrir sus expectativas, lo que llevó a multinacionales como Alcoa a anunciar despidos y cierres en sus plantas.

Todo ello llevó a Industria a realizar a los pocos días una nueva puja que mejoró las condiciones para estas empresas, que ahora reclaman la compra de bloques de megavatios de menor tamaño y periodos más largos para el servicio de interrumpibilidad.

Con la reforma energética, el coste para el sistema eléctrico asociado a la interrumpibilidad ha quedado recortado de unos 750 millones de euros a cerca de 550 millones en la actualidad.

PRESIÓN DE LA INDUSTRIA.

Así, esta nuevo examen de las subastas de interrumpibilidad vuelve a estar en el ojo del huracán. Sin ir más lejos, ya han surgido antes de su celebración peticiones de fábricas como la de Alcoa en A Coruña o la de Inovyn-Solvay en Martorell alertando de que una subasta desfavorable pueden poner en peligro su viabilidad.

Además, la Asociación Española de Fabricantes de Pasta, Papel y Cartón (Aspapel) ha advertido de que la situación de incertidumbre de varias fábricas pendientes de la habilitación para participar en las subastas puede afectar "gravemente" al futuro de ciertas industrias.

En estas pujas los grandes consumidores de electricidad lanzarán ofertas por un total de 376 bloques de 5 MW (1.880 MW) y 8 bloques de 90 MW (720 MW).

El precio de salida para cada megavatio del bloque de 5 MW será de 200.000 euros, frente a los 340.000 euros por cada megavatio del bloque de 90 MW. Cada uno de los bloques de producto de 5 MW o 90 MW que se pretenda adjudicar será subastado por el administrador en una subasta de precio descendente. Las reglas contemplan la realización de subastas adicionales, en días sucesivos, en caso de que no se agote el presupuesto cuando finalice la subasta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine