EDP completa el control sobre el 100% de HC tras comprar el 0,13% de Liberbank

La adquisición consuma una operación iniciada hace 14 años El banco sigue como accionista indirecto de la matriz lusa

12.09.2015 | 05:05
Antonio Mexia, presidente de EDP

La compañía energética portuguesa EDP ha consumado el control accionarial total de su filial Hidroeléctrica del Cantábrico (HC), la compañía asturiana de la que ya poseía el 99,87%.

Con la compra del 0,13% que de forma residual aún mantenía en la eléctrica regional el banco Liberbank, EDP se hace con el 100% y completa una adquisición que empezó hace 14 años, en 2001, durante el competido proceso de ofertas públicas de adquisición de que fue objeto la eléctrica asturiana desde 2000 y en la que llegaron a competir siete grupos, de los cuales cinco fueron multinacionales eléctricas europeas y estadounidenses.

Liberbank, que fue accionista de referencia de HC como heredero de Cajastur, se mantiene como accionista de la matriz portuguesa de Cantábrico, Energías de Portugal (EDP). Liberbank, en alianza con el grupo asturiano Corporación Masaveu, controla el 7,19% de la multinacional eléctrica lusa a través de una sociedad de cartera (Oppidum Capital) de la que Masaveu tiene el 52,9% y Liberbank, el 47,1%.

Oppidum es el tercer mayor accionista de EDP, por detrás del grupo estatal chino China Three Gorges (CTG), dueño del 21,35% de la EDP, y del fondo estadounidense Capital Group Companies, propietario del 17,07%.

EDP entró en el capital de la eléctrica asturiana HC en 2001 mediante una alianza con Cajastur, accionista histórico y de referencia de HC y el único de ellos que se opuso a la venta de HC en 2000, para lo que, en alianza con la portuguesa EDP, planteó una contraoferta de compra frente a las OPA e intentos de anexión que cursaron la estadounidense TXU (que ya era accionista de HC), la belga Electrabel, las españolas Unión Fenosa y Ferroatlántica y las alemanas RWE y EmBW, esta última participada a su vez entonces en el 25% por la compañía pública francesa EdF.

La victoria de la OPA conjunta de Ferroatlántica y EmBW no les permitió acceder al control de la compañía por la existencia de un blindaje estatutario que daba derecho veto en el control político a Cajastur. Al final hubo un pacto entre EmBW y la alianza Cajastur-EDP para compartir HC. Tras la marcha de EmBW en 2004, EDP se quedó con el 95,7% y Cajastur, en alianza con Caser, se mantuvo con el 4,3%. En 2013 Liberbank realizó una nueva venta a EDP, que pasó así a controlar el 99,87%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine