Preguntas clave

La lavadora, mejor de madrugada

29.09.2015 | 04:12

L. GANCEDO

La mayoría de las compañías eléctricas aplicarán desde el próximo jueves, día 1 de octubre, el nuevo sistema de facturación de la luz según los consumos reales que el usuario tiene cada hora.

¿A quién afecta la facturación por horas?

A los hogares con menos de 10 kilovatios de potencia contratada, que estén en el mercado regulado de la luz y que dispongan de contador inteligente. No alcanza a los clientes que tienen la luz contratada en el mercado libre.

¿Cómo saber si se está o no en el mercado regulado?

Los clientes del mercado libre tienen que haber concertado en algún momento un contrato con sus compañías comercializadoras (en persona o mediante procedimientos de telemarketing). En caso de duda, pueden comprobarlo examinando la factura. Cuando el usuario está en el mercado regulado, la factura especifica en el encabezamiento que corresponde al Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC) y la denominación social de la compañía lleva siempre añadida la expresión "Comercializadora de Referencia" (o el acrónimo COR). En Asturias, las compañías habituales son EDP Comercializadora de Referencia y Viesgo Comercializadora de Referencia.

¿Se puede retornar a la tarifa regulada?

Los consumidores con potencias contratadas inferiores a 10 kilovatios tienen la opción de volver al llamado PVPC si lo consideran más atractivo que las ofertas de mercado libre.

¿Cómo se factura por horas?

Depende de si el usuario dispone de contador digital o no. En el primer caso, su compañía le aplicará el precio que para cada hora marca el mercado mayorista al consumo real que ha tenido en cada una de esas horas. Cuando no hay contador digital o no está plenamente integrado en el sistema, el reparto del consumo por horas se hace siguiendo unos perfiles que elabora Red Eléctrica de España con información sobre los hábitos de una muestra estadística de 20.000 usuarios de todo el país..

¿Qué beneficio tiene la facturación por horas?

Permite organizar parte de los consumos, como el uso de la lavadora o del lavavajillas, para concentrarla en las horas con precios más baratos. No obstante, el posible efecto benéfico está limitado por el hecho de que la energía consumida supone menos del 30% del recibo.

¿Cuáles son las horas más baratas y las más caras?

Depende del día de la semana y de la época del año, pero por lo común las horas más caras en las jornadas laborales están comprendidas entre las ocho de la mañana y el mediodía y entre las siete de la tarde y las once de la noche. Los precios más bajos son siempre los de la madrugada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine