Fracasa el último intento por evitar el cierre de Fahime, que acumula una deuda de 9 millones

06.11.2015 | 04:25
Trabajadores de Fahime, ayer, frente a la fábrica.

El grupo Fahime seguirá adelante con sus planes para cerrar sus talleres de Carreño, lo que conllevará el despido de 92 trabajadores. La plantilla, por su parte, prolongará el encierro de protesta que inició esta semana en defensa de los puestos de trabajo. Esta situación se produce después de que ayer fracasara la reunión entre ambas partes en un último intento por llegar a un acercamiento. La plantilla acusa a la dirección de negarse a negociar cualquier tipo de solución que no pase por la clausura de la empresa, dedicada a la fabricación de bienes de equipo, generalmente para otras ingenierías extranjeras.

Según fuentes sindicales, el grupo acumula una deuda de unos 9 millones, lo que ha atenazado su actividad durante los últimos meses. MCA-UGT y la Federación de Industria de CC OO exigieron que se abra un nuevo periodo de negociación para trazar un plan de viabilidad que garantice el empleo y la actividad. Las organizaciones sindicales acusaron a la dirección del grupo de haber llevado a cabo una "pésima gestión" y aseguran que todo esto se hubiera evitado si se hubiera actuado con "la necesaria previsión".

El debate sobre el cierre del grupo llegó a la Junta General del Principado. Allí, el consejero de Industria, Francisco Blanco, aseguró, tras una pregunta de Podemos, que tiene previsto mantener en los próximos días una reunión con el comité de empresa de Fahime para "ver qué se puede hacer". Blanco matizó también que la empresa ha recibido ayudas y apoyos públicos desde hace tiempo y durante años, así como financiación a través de préstamos participativos, lo que "demuestra el compromiso constante del Principado con este tipo de empresas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine