Lne.es »

La sidra entra mejor en Estados Unidos acompañada de queso y conservas asturianas

12.11.2015 | 02:41

El presidente del Club de Exportadores de España, el empresario asturiano Balbino Prieto, destacó ayer en Oviedo que para ser competitivo en el exterior "no sólo vale la moderación salarial", se necesita también invertir en innovación y, en el caso de la pymes, apostar por la cooperación para salvar los problemas de tamaño. En ese último aspecto se centró ayer el foro organizado por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y la Sociedad de Promoción Exterior del principado de Asturias (Asturex), en el que se analizaron experiencias de éxito en cooperación para salir a otros mercados.

El director general de Asturex, Alfonso del Río, destacó que en el Principado, a través del programa "Asturias coopera", ya se han formado diez consorcios de exportación que agrupan a 40 empresas de los sectores de las tecnologías de la comunicación, el metal, la construcción o los productos agroalimentarios, que se han unido para conquistar mercados. "Seguiremos promoviendo consorcios de exportación y sociedades comercializadoras, pero ya estamos trabajando también en lo que se denomina la cooperación para las oportunidades de negocio, detectándolas en diferentes países y desarrollar trajes a medida para grupos de empresas", destacó Del Río.

"Colaborar es, sin duda, la forma más inteligente de competir", destacó Alfons Cornellá, fundador y presidente de las empresas catalanas Infonomia y Co-society, especializadas en asesoramiento en innovación e intersección de sociedades. "La colisión entre empresas genera mucha energía, mucha innovación", destacó Cornellá, que puso diversos ejemplos de colaboración entre compañías. Desde aquellas que sólo ponen sus marcas en común (como el caso de LG y Prada para fabricar móviles con glamour) a aquellas que se unen para fabricar nuevos productos (como el caso de las compañías españolas Castrosua, de fabricación de autobuses, y CAF, de ferrocarriles, que crearon Vectia, un hídrido con aspecto de tranvía que circula por las calles sin necesidad de raíles). "Hay que identificar bien lo que sabe hacer cada empresa y mezclar activos no productos", destacó Cornellá, autor de casi dos decenas de libros sobre tecnologías e innovación.

"La colaboración entre empresas no es fácil, hay muchos obstáculos, como los que ponen los asesores legales de cada empresa para proteger las marcas, pero cuando se da es muy fértil", aseguró el presidente y fundador de Infonomia y Co-society, que destacó que las grandes empresas, por sus pesadas estructuras, tienen problemas para innovar y muchas están buscan alianzas con sociedades más pequeñas "lo que es una oportunidad para muchas pymes".

Todos los ponentes en el I Foro de Cooperación Asturias destacaron que la innovación es vital para tener éxito en los mercados exteriores. "Para salir fuera se necesita invertir en innovación y para ello son necesarias medidas de apoyo", afirmó el empresario asturiano Balbino Prieto, con una experiencia de más de 40 años en mercados internacionales. "Los acuerdos entre empresas y centros de investigación de universidades son vitales, no pueden ir cada una por una lado porque así es un despilfarro", señaló el presidente del Club de Exportadores.

Prieto demandó políticas de Estado para apoyar al sector exterior. "Las hay con el turismo, que genera 65.000 millones de euros en España, y no con el sector exterior, que genera más 340.000 millones", apuntó el presidente del Club de Exportadores, que destacó, por ejemplo, la necesidad de que las líneas de ferrocarril lleguen hasta los puertos de mar para favorecer el tráfico de mercancías. "La apuesta en España no debería ser sólo por el transporte de viajeros", destacó.

Según Prieto, el tamaño importa a la hora de salir al exterior y captar la financiación necesaria. Por ello destacó la importancia de los consorcios de exportación, sobre todo para la pequeñas y medianas empresas. "Salir al exterior no es fácil, pero no queda más remedio si no queremos que nuestras empresas desaparezcan", destacó el empresario asturiano tras destacar el cambio en el mapa económico, "donde Asia ya es el centro".

El profesor de IESE Business School Luis Renart y el socio director de Consortia Consultores David Carnicer destacaron el papel que juegan los consorcios como impulsores de una economía basada en las pymes. Ellos se encargaron de analizar la tipología de los consorcios, su marco legal, los incentivos y financiación, su estructura y su forma jurídica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine