Lne.es »

La cuarta revolución ya comenzó

"La industria 4.0 no es una opción, las empresas que no den ese salto corren el peligro de quedarse fuera del mercado", advierte Begoña Cristeto

19.11.2015 | 02:34

"No saltar no era una opción", afirmó el paracaidista austriaco Félix Baumgartner, con los pies sobre la tierra, tras dejarse caer desde la estratosfera y establecer el récord de salto. La frase la adaptó ayer en Oviedo la secretaria general de Industria del Gobierno de España, Begoña Cristeto, para destacar el imparable avance de la digitalización en la industria, la considerada cuarta revolución. "La industria 4.0 no es una opción, las empresas que no den ese salto se pueden quedar fuera del mercado", advirtió.

La Federación Asturiana de Empresarios (FADE) organizó ayer en Oviedo una jornada sobre la "Industria conectada 4.0" en la que se analizó la introducción de las nuevas tecnologías (el internet de las cosas, el big data, la robótica...) en la organización y gestión de la cadena de valor de la industria para responder a las nuevas demandas. Lucie Beluard, de Indra Business Consulting, destacó que el impacto tiene lugar sobre los procesos de fabricación (puso como ejemplo la impresión 3D), sobre los productos (como los nuevos tejidos inteligentes, capaces de informar de la temperatura del cuerpo de un bebé o de aportar coordenadas de geolocalización) y sobre los modelos de negocio (surgiendo nuevos como el mantenimiento predictivo).

"Estamos a las puertas de una nueva revolución industrial a la que España no puede llegar tarde", afirmó Francisco Blanco, consejero de Empleo del Principado, que destacó las estrategias de especialización inteligente que se están aplicando en Asturias y las cinco líneas de ayudas en la materia que tiene el Idepa (tres de las cuales ya se han resuelto este año, con 3,1 millones).

Por su parte, Begoña Cristeto replicó que "no estamos a las puertas de una revolución, estamos dentro de ella". Afirmó que, como en las carreras de Fórmula 1, "ha salido el safety car, todas las empresas tienen ahora las mismas oportunidades pero sólo las más preparadas podrán ponerse en cabeza". Por ello destacó que las empresas deben analizar su cadena de valor para ver donde pueden introducir "habilitadores digitales" para mejorar. De ahí surge el programa "Industria conectada 4.0". El objetivo es divulgar las posibilidades de la industria 4.0, fomentar la formación, crear entornos colaborativos y apoyar a las empresas. Para ello, en los presupuestos de 2016 hay 97 millones. "Ofreceremos un paquete de consultoría, elaboración de hoja de ruta y apoyo financiero", afirmó Cristeto.

Muchas compañías se han adelantado a la iniciativa del Ministerio y desde Asturias ya son ejemplo en industria 4.0. "No es una oportunidad, en un necesidad", coincidieron en afirmar Isabel González, gestora de I+D de Thyssenkrupp Elevator, y Richard Villaverde, responsable de sistemas de información de Capsa. Isabel González destacó que la aplicación de las nuevas tecnologías ha permitido a Thyssenkrupp desarrollar desde Gijón el Accel, el primer pasillo rodante de aceleración, o el Multi, el primer ascensor multidireccional. "Pero no sólo nuevos productos, también nuevos servicios", apuntó González, que puso el ejemplo de Max, el nuevo sistema de mantenimiento predictivo de ascensores que desarrollan junto a Microsoft. Un sistema de sensores recoge datos de los principales elementos del ascensor y los sube a la "nube" de Microsoft, donde aplicando algoritmos se puede predecir la vida útil de cada componente sensorizado. Esa información se transmite a la consola de los técnicos de mantenimiento, que pueden intervenir antes de que se produzcan averías que paralicen el ascensor. "En dos años, el 80% de nuestros ascensores en España tendrán el sistema", señaló González.

Capsa, a través del proyecto Marte, también ha instalado sensores en toda su cadena para controlar la leche desde que llega en cisternas hasta que sale en forma de producto. "Nos permite obtener datos para mejorar la seguridad alimentaria", señaló Richard Villaverde, que destacó que Capsa también utiliza un sistema de predicción de ventas con big data y aplicaciones de realidad aumentada y visión artificial para identificar fallos en la cadena de producción o para analizar la leche.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine