La presión fiscal aumentó en España el doble que en la OCDE durante 2014

Sube la carga tributaria sobre los individuos y baja en las empresas en los países ricos

04.12.2015 | 02:32

La presión fiscal en España experimentó en 2014 un aumento del 0,5%, hasta situarse en el 33,2% del Producto Interior Bruto (PIB), frente al incremento del 0,2% registrado en el conjunto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), donde la carga fiscal media alcanzó el 34,4%, según los datos publicados por la institución internacional.

A pesar de este incremento en 2014, desde el año 2000 se ha observado un descenso acumulado de dos décimas de la presión fiscal en España, que se situaba entonces en el 33,4%, frente al 34,2% de la media de la OCDE. En este periodo, la presión fiscal alcanzó su nivel más alto en 2007, justo al comienzo de la crisis financiera que acabaría desencadenando la Gran Recesión, cuando llegó a ser del 36,5% del PIB, frente al 34,1% de media en el llamado 'Club de los países ricos'. Por contra, desde el año 2000 hasta 2014 el año en el que la presión fiscal en España fue más baja fue en 2009, cuando se situó en el 29,8% del PIB, frente al 32,7% de la OCDE.

Con los datos hasta 2013, último ejercicio para el que hay información de los 34 países miembros de la OCDE, España se situaba en el puesto 19º. en términos de presión fiscal (32,7%), frente a la media del 34,2% de los miembros de la institución. El país de la OCDE con mayor presión fiscal en 2013 fue Dinamarca (47,6%) y el que registraba menor carga impositiva en relación al PIB fue México (19,7%).

En el conjunto de la OCDE, la carga fiscal ha disminuido durante la crisis en las empresas y ha aumentado sobre los individuos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine