La FADE demanda nuevas estrategias con "un sistema potente de inteligencia económica"

29.12.2015 | 02:07

Asturias necesita convertirse en una economía más abierta, global y competitiva; que sus empresas lleguen a los mercados con mayor capacidad de crecimiento y renta; diferenciarse con más innovación en procesos, productos y servicios; mejorar en conectividad (transporte y conexión digital, comercio electrónico...) y desplegar para ello "un sistema más potente de inteligencia económica".

El diagnóstico es de Alberto González, director general de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) y por "sistema de inteligencia económica" entiende un nuevo modelo de promoción compartido entre la Administración y el sector privado y distinto al mero reparto de subvenciones. "Otras regiones tienen en marcha estrategias de dinamización, identificando los sectores que tienen más proyección, los mercados donde hay demanda y las acciones necesarias para llegar a ellos", comenta González sobre un planteamiento que la patronal ha llevado a las negociaciones para reeditar la concertación social con el Principado y los sindicatos. "Más que de dar ayudas, se trata de no poner trabas, de dar facilidades a las empresas", resume.

"Esta región tiene potencial", añade el directivo. A su juicio, Asturias debe marcarse la meta, no ya de converger con el crecimiento medio de España, sino de avanzar por encima del resto del país "para recuperar terreno perdido".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine