España admite una desviación en el déficit

Rajoy cuantifica el incumplimiento presupuestario en tres décimas del PIB (3.223 millones), por debajo de las seis que prevé la Comisión Europea

12.02.2016 | 02:13

El Gobierno español, que hasta enero aseguró que en 2015 iba a cumplir con el objetivo de déficit pactado con Bruselas (4,2% del Producto Interior Bruto), admitió ayer una desviación al alza equivalente a 3 décimas de PIB (3.223 millones) y situó el descubierto presupuestario español en el 4,5% (48.352 millones).

El déficit del 4,5% difundido ayer como estimación por el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy, es 3 décimas inferior al 4,8% (un desfase de 51.575 millones en las cuentas públicas) que la Comisión Europea atribuyó a España el día 4.

La Comisión Europea llevaba meses pronosticando un incumplimiento por España como el que ayer admitió Rajoy (4,5% del PIB), pero, a la vista de la desaceleración de la economía en el segundo semestre (con crecimientos trimestrales del 0,8% frente al 1% del segundo trimestre) y al aumento del gasto público español del 4% en un año electoral, el ejecutivo comunitario elevó la semana pasada el déficit previsto al 4,8%, lo que supone 6 décimas (6.446 millones) por encima de lo comprometido.

La Comisión Europea cuantificó a su vez el déficit público español en 2016 en el 3,6%, 8 décimas por encima del 2,8% al que se comprometió Rajoy cuando Bruselas accedió en 2012 a aliviar al Gobierno español los objetivos de consolidación fiscal.

Las instituciones europeas reiteraron la semana pasada su exigencia, verbalizada desde noviembre, de que el próximo Gobierno de España deberá corregir el presupuesto de 2016 que aprobó el PP. Bruselas considera inverosímiles las cuentas y augura que, con esa planificación de las cuentas, el déficit español culminará a fines de este año en el 3,6% del PIB, en vez del comprometido 2,8% del PIB. El comisario europeos de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, reclamó por ello un ajuste adicional de unos 9.000 millones de euros en el presupuesto de 2016, bien mediante recorte de gasto, aumento de la recaudación o una combinación de ambas medidas. Sin embargo, bajar el déficit del 4,5 ó 4,8% de 2015 al 2,8% en 2016 exigiría un esfuerzo fiscal de entre 18.000 y 21.500 millones.

El economista Luis Garicano, coordinador económico de Ciudadanos, que ayer pidió en Bruselas que la Comisión Europea sea flexible con España, juzgó "suicida" para el país, según Efe, situar el déficit público de este año por debajo del 3%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine