La brecha salarial no entiende de edad

La diferencia de sueldos de hombres y mujeres en Asturias se da desde los primeros pasos en el mercado laboral y se acentúa en el retiro, según Sadei

23.02.2016 | 02:13

La brecha salarial entre varones y mujeres no tiene edad. Los hombres asturianos cobran más que ellas ya desde los 18 años y esa diferencia se acentúa con especial intensidad a la hora de la jubilación. Con motivo de Día de la igualdad salarial en Europa, la Sociedad Asturiana de Estudios Industriales (Sadei) divulgó ayer una serie de estadísticas en las que se evidencia esta fractura entre las nóminas de un género y otro desde el primer momento en que ambos se incorporan al mercado laboral y en todos los sectores económicos.

Entre los 18 y los 25 años, los varones asturianos reciben por su trabajo 6.919 euros de media al año. Son casi dos mil más que lo que cobran ellas (4.959), según Sadei. A medida que ambos van acumulando años en sus respectivas carreras profesionales las nóminas van engordando, pero las diferencias permanecen más o menos igual hasta los 65 años. En el momento del retiro, la brecha se agiganta. Ellos ingresan por la jubilación 21.937 euros anuales, mientras que ellas sólo 9.808. La diferencia es de 12.129 euros a favor de los varones.

Los sindicatos aseguran que esta abultada desigualdad es debido a que durante su vida laboral las mujeres suelen trabajar en el sector terciario, donde los empleos están peor remunerados que en la industria o en la construcción y son además menos estables. Las mujeres tienen tasas más altas de temporalidad y firman la gran mayoría de los contratos a tiempo parcial. Al final, eso supone bases de cotización más bajas y menores pensiones.

De media, según las cuentas que maneja Sadei, los varones cobran en Asturias 22.390 euros, mientras que las mujeres perciben 16.234. La brecha es ligeramente superior a los 6.000 euros, un 27,5%.

No hay ninguna rama de actividad en la que las féminas cobren más que los varones, aunque hay algunas en las que están muy cerca de igualarlos. Según Sadei, las diferencias son mínimas en la agricultura, ganadería y pesca, así como en la construcción y en las actividades inmobiliarias. En el lado contrario, la mayor diferencia entre las nóminas de hombres y mujeres se dan en el comercio y en los servicios a empresas.

CC OO reclamó ayer más medios para que la inspección persiga estas desigualdades.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine