ÚLTIMA HORA
Al menos dos muertos tras chocar un tren y un autobús escolar en Francia
Lne.es »

Una disputa entre dirigentes sindicales termina ante el juez

Donaire (MCA-UGT) demandó a Carnero (CSI) por comentarios sobre su "alto nivel de vida" y su papel en el cierre de Suzuki

30.03.2016 | 04:13
Cándido González Carnero, ante el grupo de personas que le apoyó a la puerta del Juzgado, ayer, en Oviedo.

Los históricos enfrentamientos entre la Federación de Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT y la Corriente Sindical de Izquierdas (CSI) llegaron ayer ante la juez. El secretario general de MCA-UGT de Asturias, Eduardo Donaire, y su mujer reclaman una indemnización de 30.000 euros al sindicalista de la CSI Cándido González Carnero y a la empresa editora Letras Atlánticas por intromisión ilegítima del honor a raíz de unas declaraciones de González Carnero sobre el supuesto alto nivel de vida de Donaire (con el uso de un coche de lujo y la posesión de un piso en primera línea de la playa de Gijón) y en las que le acusaba de "no tener escrúpulos", de ser un "impostor" en las negociaciones de los expedientes de regulación de empleo y de favorecer el cierre de Suzuki en Gijón. El caso quedó visto para sentencia.

Decenas de personas se concentraron en la mañana de ayer ante los juzgados de primera instancia e instrucción de Oviedo. Unos para respaldar a González Carnero, situados tras una pancarta en la que se leía "Libertad de expresión, Cándido absolución", y otros para mostrar su apoyo a Eduardo Donaire, entre los que estaba el secretario general de UGT de Asturias, Justo Rodríguez Braga.

Durante el juicio, el abogado de los demandantes aseguró que las declaraciones sobre Donaire "no se ajustan a la realidad", son "una intromisión ilegítima en su honor" y "tratan de desacreditarle de forma gratuita". El letrado negó algunas de las afirmaciones recogidas en el artículo que dio pie a la demanda. Así, apuntó que la compañía Suzuki no le regaló a Donaire una moto por facilitar el cierre de la fábrica de Gijón ni que tenía un coche BMW de alta gama. Apuntó que el Audi A6 que utilizaba era del sindicato (adquirido mediante renting) y que es propietario del 50% de "un apartamento" en la playa Poniente de Gijón. "Su nivel de vida es normal y se deriva del sueldo que cobra de la empresa (Arcelor-Mittal) como ingeniero técnico, ya que no cobra del sindicato", señaló el abogado del demandante, que afirmó que lo publicado estaba basado "en comentarios" y que "la libertad de expresión no puede amparar que se hable gratuitamente de chantajes o de cobros por ERES".

Por su parte, la abogada de Cándido González Carnero destacó la relevancia pública de Donaire "por su influencia política y sindical en Asturias" y contextualizó las declaraciones de su defendido dentro de las pugnas sindicales entre MCA-UGT y CSI y las investigaciones de la UCO de la Guardia Civil sobre UGT Asturias. "Con tres pisos y coche de más de 30.000 euros gratis bien se puede decir que vive en opulencia", afirmó la letrada para justificar las declaraciones de su defendido. Además, destacó la influencia de Donaire en la firma de los ERE y de su protagonismo al anunciar el cierre de la planta de Suzuki.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine