Presidente de Femetal

En honor de un hombre íntegro

01.04.2016 | 02:06
César Figaredo y su esposa, en una foto de 2013.

El día de ayer se oscurecía repentinamente a partir del mediodía al conocer la inesperada muerte de César Figaredo de la Mora. Están siendo días tristes, de reflexión y de multitud de recuerdos que se agolpan. En mi memoria se repite constantemente la imagen de César siempre dispuesto para decirte una palabra agradable, siempre al tanto y preocupado por cómo estaba afrontando el sector estos duros años de crisis.

Tuve el enorme honor de relevarle al frente de Femetal hace algo menos de dos años. Pero mi amistad con César se remonta a muchos años atrás. Tuve la inmensa suerte de conocerle cuando era directivo de Asturiana de Zinc, donde trabajó hasta hace poco más de un año, y yo me incorporaba a CSI Planos como director general de Operaciones.

La casualidad nos llevó a reencontrarnos al compartir las fiestas de final de curso en el colegio San Ignacio de Oviedo donde estudiaban nuestros hijos. Pero si hay algo que siempre me ha sorprendido de César fue su enorme capacidad humana y social en la ONG Nuevo Futuro, que acoge a niños y jóvenes en riesgo de exclusión y facilita su desarrollo integral en un ambiente familiar, donde Ana, su esposa, realizó una encomiable labor durante muchos años en los que César siempre le acompañó con la discreción que siempre le caracterizó.

Orgulloso de sus orígenes, de su Asturias natal y del compromiso que había adquirido con Asturias al frente de la Federación, cuando le manifesté mi deseo de optar a su sucesión en la presidencia de Femetal solo me pidió que fuese independiente y defendiera exclusivamente y con ahínco los fines de la federación empresarial más antigua de Asturias. Ese César conciliador fue capaz además de cohesionar un sector individualizado y segmentado, creando un área de actividad que supo posicionar como motor económico de Asturias.

Ahora llevo el mismo cargo que él ha llevado durante 17 años. Y mi gran aspiración es poder mantener firme el legado que César Figaredo nos dejó y hacerlo crecer para lograr una Asturias industrial mejor para todos. Descanse en Paz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine