Lne.es »
Las reacciones en asturias

El carbón, la regasificadora y la crisis de Alcoa, focos de tensión con el Principado

El titular de Industria sólo visitó Asturias para inaugurar el parador de Corias, donde fue abucheado por cientos de mineros del Suroccidente

16.04.2016 | 06:18
José Manuel Soria conversa con la Reina Sofía en la inauguración del parador nacional de Corias, con el presidente del Principado, Javier Fernández, a la derecha de espaldas a ellos.

En sus más de cuatro años de ministro de Industria, José Manuel Soria sólo pisó Asturias para inaugurar, en julio de 2013, el parador nacional de Corias. Dos centenares de mineros del suroccidente de la región le abuchearon y le insultaron por los recortes en el sector del carbón. En Cangas del Narcea se solaparon los dos extremos del balance de gestión de Soria. La recuperación del turismo en España ha sido su principal haber y la gestión del sector energético su principal debe, porque las continuas reformas no han satisfecho ni a productores, ni a consumidores, ni a trabajadores del sector, aunque ha acabado con el déficit de la tarifa eléctrica.

Llama la atención que Soria sólo visitara una vez Asturias a pesar del peso industrial de la región. Temía no ser bien recibido. Meses después de asumir la cartera de Industria, Soria defendió un proyecto de presupuestos de su departamento para 2012 que suponía recortar en casi un 40% el conjunto de partidas que el Gobierno de Zapatero, las empresas mineras y los sindicatos habían pactado dentro del plan general de la minería del carbón. Se pasaban de 1.078 a 656 millones de euros y además el tijeretazo se elevaba al 64% en el caso de las ayudas directas a las empresas mineras, lo que para la patronal del carbón y los sindicatos se calificó de "sentencia de muerte" para el sector. Fue la mecha que hizo estallar el último conflicto minero. Volvieron las manifestaciones, los encierros en los pozos, las barricadas, los enfrentamientos con la policía y una "marcha negra" a Madrid. Pese a todo, Soria mantuvo el recorte, lo amplió al siguiente año y su departamento firmó con Carbunión y los sindicatos mineros un nuevo plan de mínimos para el sector hasta 2018 que ni siquiera se está cumpliendo.

La minería provocó los primeros enfrentamientos entre el Gobierno del Principado y el departamento de Soria, que llegaron a los tribunales cuando el Ministerio se negó a aportar fondos para obras de infraestructuras acordadas en el plan de reactivación de las comarcas mineras y posteriormente dio largas al cumplimiento de la sentencia que parcialmente avalaba la postura del Principado.

También saltaron chispas cuando el entonces nuevo sistema de subastas de interrumpibilidad (el incentivo a las empresas intensivas en consumo eléctrico por renunciar al suministro en caso de emergencia en la red) recortó los ingresos de Alcoa y la multinacional amenazó con cerrar la planta de Avilés; o cuando el departamento de Soria aprobó nuevas tarifas eléctricas adaptadas a la industria del País Vasco y a las que no se pueden acoger las compañías asturianas.

El Principado también ha considerado un agravio comparativo que Industria postergara la puesta en marcha de la regasificadora del puerto de El Musel, en la que se invirtieron más de 380 millones de euros, y que sin embargo diera luz verde a la ampliación de las instalaciones del puerto de Bilbao, con la construcción y puesta en servicio de un tercer tanque de almacenamiento.

Desde Asturias se criticaba que Soria sólo ejercía de ministro de Turismo. En persona sólo se le vio inaugurando el lujoso parador de Corias, considerado una alternativa a la actividad minera del Suroccidente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine