Lne.es »

Arcelor planteará otro duro ajuste para la plantilla de la acería de Sestao

La multinacional recortará producción y propondrá más traslados a Asturias

15.05.2016 | 06:03
Manifestación de los trabajadores de Zumárraga.

Arcelor-Mittal podría darle un buen tajo a su plantilla en la acería compacta de Sestao, la llamada ACB. Aunque aún no ha puesto cifras sobre la mesa, el comité de empresa del complejo vizcaíno ya especula con que la multinacional piensa en reabrir parcialmente la acería a cambio de eliminar la mitad de los 300 puestos de trabajo que tiene la fábrica, que lleva parada desde principios de año "de forma indefinida" debido a la caída de la demanda.

La siderúrgica reconoce que, aunque no se han concretado números, será necesario hacer un ajuste sobre el personal, ya que lo previsto es que la factoría pase de producir 60.000 toneladas al mes, como hacía hasta antes de su parada, a poco más de 10.000. Según los sindicatos vascos, la multinacional acerera quiere aplicar este recorte en la plantilla siguiendo una fórmula muy similar a la que ha planteado en Zumárraga. Es decir, mediante traslados a otras plantas del grupo (probablemente las asturianas) y ofreciendo prejubilaciones.

El gigante del acero había planteado al comité de empresa de Sestao la posibilidad de reabrir la factoría durante dos o tres fines de semana al mes, una medida que los sindicatos rechazaron de forma categórica. Además, la compañía también propuso recortes de los salarios.

El que está bastante descontento con la actuación de la dirección de Arcelor es el Gobierno vasco. Su consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, calificó de "decepcionante" la actitud de la compañía y le exigió que "facilite" la posible venta de las dos plantas cuya viabilidad está en cuestión, la de Sestao y la de Zumárraga.

En principio, la multinacional quiere continuar con la actividad en Sestao, aunque a un ritmo mucho menor que antes de la parada. Mientras que para la planta guipuzcoana la planes son mucho peores, ya que Arcelor pretende mantener solo a ocho trabajadores para que gestionen el almacén de chatarra y clausurar por completo el resto de la actividad.

La multinacional ha propuesto trasladar a 269 empleados de la planta de Zumárraga a Avilés y a Gijón. Una medida que tampoco ha convencido a los sindicatos, que esta misma semana han pedido a la empresa que en lugar de estos cambios ofrezca más prejubilaciones y bajas incentivadas. Según algunos sindicatos, la fábrica de Arcelor-Mittal en Veriña asumirá el 15% de la producción (unas 90.000 toneladas) que se estaban realizando hasta ahora en Zumárraga.

Las negociaciones en el taller guipuzcoana continuarán el próximo miércoles.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine