Liberbank amplía su oferta de excedencias y acerca posiciones con los sindicatos

El banco extiende a los nacidos en 1962 la propuesta de suspensiones de contrato

26.05.2016 | 04:24
Manuel Menéndez.

La dirección de Liberbank y los sindicatos acercaron ayer más sus posiciones sobre el plan de recorte de empleo que pretende acometer el grupo mediante bajas voluntarias (979 en los próximos doce meses) una vez que el banco amplió a los 135 trabajadores nacidos en 1962 su oferta de excedencias (suspensiones de contrato), renovables anualmente hasta que el empleado pueda prejubilarse a los 63 años.

El tratamiento de estas salidas será el mismo que la dirección ya había ofrecido para los nacidos en 1959, 1960 y 1961. En total, estos cuatro colectivos de edad suman 685 trabajadores. De adherirse todos ellos a la oferta de bajas voluntarias mediante excedencias, la entidad financiera materializaría por esta vía el 70% de las bajas que pretende. Para estas personas el banco ofrece hasta que se prejubilen el abono del 60% del salario bruto fijo actual, que representaría entre el 75% y el 80% del salario neto.

La empresa no accedió a que puedan acogerse a esta oferta los trabajadores nacidos entre 1956 y 1958 a los que se les propuso el mismo tratamiento el año pasado y que entonces no se adhirieron al plan de bajas incentivadas.

Los sindicatos reclamaron garantías (en caso de fallecimiento, la empresa se compromete a seguir pagando a los herederos las cantidades comprometidas, y en caso de invalidez, el banco continuaría pagando al empleado) y una propuesta documentada y por escrito para su estudio por sus servicios jurídicos.

Para las 294 bajas restantes que pretende lograr la dirección del banco, Liberbank mantiene la misma propuesta que al inicio de la negociación: rescisiones voluntarias de contratos (despidos pactados) de cualquier trabajador que lo solicite, y que, según la propuesta empresarial, daría derecho al cobro de una compensación equivalente a 30 días de salario por año trabajado (con un máximo de 20 mensualidades) y con un tope de 120.000 euros.

Las partes se han citado para el próximo miércoles, 1 de junio. Varios sindicatos sugirieron, bien de forma pública o privada, que se podría estar cerca de un posible acuerdo. Así, UGT dijo que "es optimista" sobre la consecución de un plan que "garantice la viabilidad de la empresa, los puestos de trabajo y una salida digna a los que así lo deseen". CC OO juzgó "positivamente la ampliación a 1962" aunque pidió que el ahorro de costes que se logre con este plan (si se acordase) repercuta en mejorar las condiciones del ERTE que soporta toda la plantilla y en garantías adicionales sobre movilidad.

CSI juzgó la modificación de la oferta empresarial como "avance escaso" y subrayó que la empresa sigue "sin entregar información que justifique este plan de ajuste, no informa de los cierres de oficina previstos y tampoco desglosa entre servicios centrales y oficinas".

STC exigió garantías de que no haya extinciones de los contratos suspendidos, que cualquier posible reincorporación tenga que ser de mutuo acuerdo, que se actualicen las bases de cotización y que se mantenga las aportaciones al plan de pensiones. Para quienes pidan voluntariamente la rescisión de contrato, el STC reclama indemnizaciones de 45 días por año, con un máximo de 42 mensualidades, y una compensación por el efecto fiscal. CSIF dijo que quedan pendientes de aclarar cuestiones como la "posibilidad de volver a incorporarse".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine