08 de junio de 2016
08.06.2016

Las familias con menor renta soportan una de las mayores cargas fiscales

Fedea desnuda las limitaciones del sistema tributario para reducir la desigualdad

08.06.2016 | 04:26

Los impuestos sólo reducen la desigualdad de la renta bruta de los hogares un 2,82 %, con lo que la mayor parte de la política redistributiva (un 30 %) se lleva a cabo a través de prestaciones sociales, sobre todo pensiones, según un estudio de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) que dirige el asturiano Angel de la Fuente.

El informe retrata que en 2013 los hogares más pobres (en torno a un 20 % del total) y los más ricos (un 10 %) fueron los que soportaron una mayor presión fiscal en España, medida en porcentaje de impuestos que pagan en relación a su renta.

En el caso de los más pobres (con una renta anual media de 7.000 euros), hay una presión fiscal del 28,21 %, superior a la del resto de tramos de renta, salvo las más altas. Ese resultado se explica principalmente por el efecto de la imposición indirecta (el IVA sobre todo) y en parte también por las dificultades los autónomos, que en 2013, en plena crisis económica, pudieron tener pérdidas frecuentemente, según explicaron Ángel de la Fuente y los analistas y autores del informe, Jorge Onrubia y Julio López Laborda.

En el caso del 10 % de los más ricos (renta media anual de 165.571 euros), la imposición media es del 33,1 %.

Según Onrubia, "el sistema en su conjunto es redistributivo" y en términos globales "no estamos ni mejor ni peor que los países de la OCDE". Laborda afirmó que la causas de la modesta capacidad redistributiva de los impuestos son conocidas, y se basan en que los impuestos indirectos son "claramente regresivos", de forma que pagados por todos por igual, al margen de su riqueza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine