Los riesgos asturianos del "Brexit"

La salida de Reino Unido de la UE compromete las exportaciones al país de cien empresas de la región y las expectativas de promoción turística

25.06.2016 | 06:22
Los riesgos asturianos del "Brexit"

George Soros, multimillonario estadounidense de origen húngaro, había dicho estos días que un resultado en el referéndum británico a favor de la salida de Reino Unido de la UE podría abrir paso a una "desintegración inevitable" del proyecto europeo. Cabe pensar que el inversor que en 1992 ganó mil millones con un ataque a la libra esterlina estaba tomando posiciones para sacar partido de una votación cuyo resultado a favor del "Brexit" ya está convulsionando los mercados financieros. Es una evidencia, profusamente analizada dentro y fuera de las fronteras británicas, que el "Brexit" supone una amenaza política y económica de gran calado, con repercusiones directas en España y que en el caso de Asturias inquieta a un centenar de empresas que exportan a Reino Unido, añade dificultades a las aspiraciones de impulsar el turismo internacional en la región y preocupa tanto al creciente número de asturianos que han emigrado al país para trabajar como a la pequeña colonia británica que se ha establecido en el Principado.

"El Brexit sería malo para Europa y para España, así que lo sería también para Asturias", resumió Alberto González, director general de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE) antes de la votación. ¿Qué puede pasar en la economía? ¿Volverían los aranceles? ¿Necesitarían visado los emigrantes? ¿Habría trabas al turismo?

Más allá de las conjeturas, no hay por ahora respuestas concretas para esas preguntas, así que medir los impactos con precisión es tarea casi imposible, aunque hay algunos problemas que se consideran altamente probables.

Los mercados. Como ha escrito Nick Greenwood, miembro de Analistas Financieros Internacionales (AFI), los efectos instantáneos de un "Brexit" se registrarían en los mercados financieros: caída de las Bolsas, incremento de las primas de riesgo de la deuda soberana de los países de la eurozona, y particularmente en los del Sur, y depreciación de la libra.

Los mercados. En un escenario que ya es de incertidumbre por otras razones (riesgo de burbuja especulativa en el mercado de bonos, impacto de las subidas de tipos de interés que prepara EE UU, desaceleración de China y del crecimiento global...), un aumento de los costes de financiación de los estados metería en nuevos problemas al conjunto de Europa y singularmente a los países más endeudados. Como España, cuya deuda pública ya está en el 100% del PIB y que mantiene un elevado nivel de endeudamiento privado. Un empeoramiento súbito de las condiciones financieras (repunte de los tipos de interés reales) cortaría uno de los "vientos de cola" que han empujado (liberando rentas de las familias endeudadas para el consumo y permitiendo la financiación de las empresas a costes extraordinariamente bajos) el crecimiento económico de España y también el de Asturias.

El comercio. Asturias está menos expuesta que otras regiones a los efectos que pudiera tener la salida de Reino Unido sobre los intercambios comerciales. Pese a la cercanía física, el país vecino no está entre los destinos principales de las exportaciones asturianas (Francia, Italia y Alemania), ha subrayado la FADE. No obstante, Asturias exportó en los tres últimos años a Gran Bretaña por valores que oscilaron entre los 181 y 236 millones de euros. Como media, entre 2011 y 2015 realizaron ventas allí más de un centenar de empresas al año y el número de las consideradas "exportadoras regulares" ha sido en cada ejercicio superior a las cincuenta.

Asturias vende a Reino Unido productos siderúrgicos y otros de la industria del metal, fertilizantes, cemento, pasta de papel y productos agroalmentarios, entre otros. Algunos ejemplos: la Corporación Masaveu ha entrado en estos años en el mercado británico del cemento. La planta de Fertiberia en Avilés coloca en Reino Unido entre el 35% y el 45% de los fertilizantes que exporta, y las marcas de sidra Trabanco y El Gaitero también venden en el país que está considerado el más sidrero del mundo. "El Brexit sería una mala noticia; volver a establecer fronteras y aduanas entre Reino Unido y el resto de países de la UE dificultaría nuestras relaciones comerciales, que se volverían más lentas, complicadas y costosas", comentó Isabel Trabanco, directora adjunta de Grupo Trabanco, antes de la votación.

Los exportadores asturianos y españoles podrían quedar expuestos al establecimiento de aranceles. pero de manera más inmediata el impacto negativo podría venir por el tipo de cambio: la depreciación de la libra que vaticinan los analistas (de entre el 10% y el 20% respecto al euro) reduciría las importaciones británicas. Sufriría así un negocio exterior que, aun no siendo de los principales de Asturias, si tiene un saldo muy favorable para la región y suma en el PIB: la diferencia entre exportaciones e importaciones supera los 100 millones de euros y equivale al 0,5% del producto regional.

El turismo. La pérdida de valor de la libra esterlina frente al euro que a muy corto plazo vislumbra el mercado con el "Brexit" (aunque en el futuro también sufrirá la moneda europea) dañará la capacidad adquisitiva de los ciudadanos de las islas y eso será un problema de relieve para el negocio turístico nacional. Reino Unido es el principal mercado de España. El pasado año, casi 16 millones de británicos visitaron el país y aportaron más del 21% de los ingresos que tuvo el sector.

La exposición a ese problema es pequeña en el caso de Asturias, una región donde el turismo es básicamente nacional (el 85% de los visitantes vienen de otras autonomías). Aún así, entre los más de 300.000 turistas extranjeros que el pasado año recibió la región, algo más de 60.000 procedían de Reino Unido. Son los segundos más numerosos, por detrás de los franceses.

"No son cifras desdeñables", comentó antes de la votación Fernando Corral, copresidente de la patronal turística Otea, quien, aunque no ve riesgos severos para el sector asturiano en caso de que Londrés dejara la UE, admite que podrían complicarse los planes para llegar más al mercado británico, una apuesta central en los intentos de Asturias de atraer visitantes internacionales y también de desestacionalizar la actividad. El sector y la Administración regional aspiran a sacar partido de las nuevas conexiones áereas que han elevado a tres las compañías (Easyjet, Vueling e Iberia Express) que vuelan entre Santiago del Monte y los aeropuertos de Londres (Heathrow, Gatwick y Stansted). "Lo peor para el turismo sería que se llegara a poner trabas burocráticas a la circulación de personas", concluye Corral.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine