17 de agosto de 2016
17.08.2016

EE UU halla pruebas para imputar a Volkswagen por la vía penal

Las autoridades americanas y la empresa buscan un acuerdo que incluiría "multas económicas significativas"

17.08.2016 | 04:09
Mathias Müelles, presidente de Volkswagen.

El caso de los motores trucados de Volskwagen sigue coleando en Estados Unidos. El Departamento de Justicia norteamericano anunció que ha hallado pruebas criminales contra la alemana en el escándalo por el trucaje de los motores diesel y negocia con la empresa un acuerdo extrajudicial, para evitar un juicio.

El pacto entre las autoridades estadounidenses y Volkswagen incluiría imputaciones y "multas económicas significativas" aunque el Departamento de Justicia todavía no ha decidido los cargos específicos que presentará contra la empresa alemana, según desvela el periódico "The New York Times".

El organismo de justicia americano podría decidir seguir la ruta adoptada en los casos contra Toyota, por el escándalo de las aceleraciones involuntarias, y General Motors, por el del fallo en el sistema de ignición. En estos dos casos, estas compañías automovilísticas aceptaron pagar centenares de millones de dólares en multas.

El Departamento de Justicia también podría optar por solicitar a la compañía que se declare culpable de las imputaciones que presente contra la compañía por la manipulación de unos 600.000 motores para ocultar sus emisiones reales de productos contaminantes. La automovilística ya ha llegado a un acuerdo con las autoridades medioambientales federales y del estado de California, así como con los propietarios de los vehículos afectados. Según este acuerdo, la germana pagará a todos los propietarios de vehículos miles de dólares como indemnización por ocultar las emisiones de sus vehículos, y reparará los vehículos afectados o los comprará a sus dueños.

Además, Volkswagen establecerá dos fondos medioambientales para reparar el daño causado por las emisiones de los vehículos trucados. En total, la empresa se ha comprometido a destinar unos 15.000 millones de dólares para cumplir el acuerdo.

La multa que el Departamento de Justicia impondrá a Volkswagen todavía no ha sido establecida.

En casos similares, Toyota pagó 1.200 millones de dólares en 2015 por la aceleración involuntaria, la mayor sanción nunca impuesta a un fabricante de automóviles. Por su parte, General Motors abonó 900 millones de dólares por el defecto del sistema de ignición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine