19 de agosto de 2016
19.08.2016

Las multinacionales Praxair, con plantas en Asturias, y Linde negocian su fusión

La unión de los grupos estadounidense y alemán crearía el nuevo líder mundial en producción de gases industriales

19.08.2016 | 05:14

La multinacional estadounidense Praxair Inc., titular de dos plantas de producción de oxígeno en Gijón y Avilés para el suministro a la siderurgia asturiana, otras grandes empresas y el sector de la salud, ha iniciado conversaciones "preliminares" para su fusión con la alemana Linde Group, que también opera en el mercado español. Praxair, que es uno de los mayores fabricantes mundiales de gases industriales, tiene implantación fabril en Asturias desde 1969.

El acercamiento entre Linde y Praxair se produce tres meses después de que en mayo su competidora francesa Air Liquide adquiriera la estadounidense Airgas por 10.000 millones de dólares (8.819 millones de euros), con lo que la compañía gala recuperó el liderazgo mundial en gases industriales, del que ahora será destronado si finalmente Praxair y Linde unen sus destinos.

Estos movimientos se insertan en una tendencia global a la aceleración e intensificación de los procesos de fusión en diversos sectores industriales, como ya ocurre en otros ámbitos de la producción química, donde ya se han producido un acuerdo de integración entre las estadounidenses Du Pont (con un complejo fabril y de servicios en el valle de Tamón) y Dow Chemical, la adquisición de la suiza Syngenta por la asiática Chem China y el reciente intento de compra -por ahora estancado- de la norteamericana Monsanto por la alemana Bayer, con planta en Lada (Langreo).

El bajo crecimiento de la demanda mundial y la baja inflación está contribuyendo a forzar procesos de concentración en la industria para generar sinergias, reducción de costes y ampliación de márgenes. La política de bajísimos tipos de interés y de expansión monetaria de los bancos centrales contribuye a ello en la medida en que abarata la financiación de los gigantescos procesos corporativos de fusión y adquisición.

Si las conversaciones culminaran en un acuerdo de integración, Praxair y Linde, con orígenes en el siglo XIX y comienzos del XX, recuperarían el tronco común del que proceden porque ambas nacieron inspiradas en el aliento del inventor y empresario alemán Carl von Linde. El promotor e inventor alemán creó la actual multinacional alemana Linde, con sede en Munich, presencia en 100 países y con tres grandes divisiones de negocio (gases, ingeniería y servicios de logística), y también la compañía de la que desciende la actual Praxair. Este grupo estadounidense es heredero de la Linde Aire Products Company, creada en 1907 y que, tras su fusión en 1917 con otra cuatro sociedades químicas, dio lugar a Union Carbide, de cuya escisión, primero como filial de gases (1989) y luego como sociedad independiente (1992), nació la actual Praxair.

El valor de mercado conjunto de Linde y Praxair suma 60.000 millones de dólares (52.958 millones de euros).

Praxair, con sede en Danbury (Connecticut, EE UU), tiene 26.000 trabajadores repartidos en 50 países y factura 10.776 millones de dólares (9.513 millones de euros). En España tiene 734 empleados y su volumen de negocio es de unos 308 millones a través de sus filiales Praxair España y Oximesa. Linde actúa en el mercado español a través de su filial Abelló Linde, que da empleo a 598 personas e ingresa casi 103 millones, según datos del año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine