09 de septiembre de 2016
09.09.2016

El BCE mantiene su expansión monetaria y rebaja el crecimiento para 2017 y 2018

Draghi reclama más reformas e inversión pública para apoyar la recuperación, y salarios más altos para crear inflación

09.09.2016 | 03:43
El BCE mantiene su expansión monetaria y rebaja el crecimiento para 2017 y 2018

El Banco Central Europeo (BCE) optó por la cautela y mantuvo inalterada ayer su política de tipos de interés (0%) y su programa de expansión monetaria (80.000 millones mensuales hasta marzo de 2017) en los mismos términos en que ya se está ejecutando, aunque dejó abierta la posibilidad bien a la intensificación de los estímulos o a la prórroga de su ofensiva más allá de marzo si antes no se alcanza el objetivo del 2% de inflación.

El consejo del BCE, que optó por esperar a disponer de más datos sobre el entorno internacional, el efecto "Brexit" y otras amenazas, y que ni tan siquiera llegó a debatir una eventual revisión de su política, admitió -en declaraciones de su presidente, Mario Draghi- que, aunque no se han constatado cambios de contexto suficientemente significativos como para cambiar la pauta de intervención, y que, aunque confía que la economía siga creciendo "a un ritmo moderado, pero sostenido", el "escenario base" sobre el que trabaja el eurobanco "está sujeto a riesgos a la baja" .

Draghi sostuvo que la política macroeconómica del BCE está dando resultados y que la economía se está demostrando resistente. Sin embargo, al cabo de ocho años del inicio de la crisis y tras haber inyectado más de 1,001 billones en compra de activos y con los tipos de interés en el 0%, la inflación sigue en el 0,2% y el crecimiento del PIB del área se sitúa en un escaso 1,6% interanual.

El BCE elevó ayer su previsión de crecimiento para este año en una décima respecto a su predicción de junio (espera que el ejercicio acabe con un avance del 1,7%) pero revisó a la baja (también en una décima) sus estimaciones para 2017 y 2018: cree que la eurozona crecerá en ambos ejercicios el 1,6% cuando lo anticipado en junio era el 1,7%.

El BCE confía en que la inflación (ahora en el 0,2%) avance en 2017 hasta el 1,2% (una décima menos de lo dicho en junio) y al 1,6% en 2018, aunque en parte será por un efecto estadístico.

Draghi reclamó más apoyo al crecimiento por parte de los Gobierno mediante reformas y -en el caso de los países con margen fiscal- con más inversión pública, y aseguró que para favorecer la inflación y neutralizar el riesgo de deflación convendría elevar los salarios en la eurozona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine