27 de septiembre de 2016
27.09.2016

Rato sondeó una posible fusión con Liberbank, según confirma De Guindos

27.09.2016 | 01:40

El gijonés Rodrigo Rato sopesó en marzo de 2012 plantear una fusión de Bankia bien con Liberbank o con Unicaja Banco una vez que se frustró su intento de integrar la entidad que presidía con Caixa Bank y cuando las dificultades por las que atravesaba Bankia estaban situando a esta entidad al borde de la intervención, lo que se produjo dos meses más tarde, tras la dimisión forzada de Rato el 7 de mayo. El proyecto de Rato, que fue divulgado por aquellas fechas, nunca fue confirmado. Ahora lo acaba de hacer el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, en su libro "España amenazada".

Según De Guindos, Rodrigo Rato (que había sido su superior jerárquico en el Ministerio de Economía durante los Gobiernos de Aznar) fue a verle a su despacho unas quince veces durante los primeros meses de 2012, y en una de esas ocasiones le informó del frustrado proyecto de fusión con La Caixa. El acuerdo consistía en que Isidro Fainé presidiera la entidad resultante hasta su jubilación y que lo sucediera Rato, que se hubiese convertido en ese caso en el mayor banquero de España. En uno de esos encuentros, Rato planteó a De Guindos como alternativa una eventual fusión con Liberbank o con Unicaja, que tampoco prosperó y que las partes aseguraron que nunca se llegó a plantear como una negociación.

El proyecto de Rato (que pretendía estabilizar Bankia y eludir su intervención) sólo había sido confirmado hasta ahora por Jaime Castellanos, presidente del Banco Lazard y amigo y socio de Rato, quien explicó al juez en febrero de 2013 que el cobro de 4 millones de Bankia obedeció a la realización de un informe que se le encargó sobre posibles fusiones con Liberbank, Unicaja y Banca Cívica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine