01 de octubre de 2016
01.10.2016
Lne.es »

Más de 240 empresas asturianas, obligadas a aumentar los pagos adelantados al Fisco

Las compañías con facturación superior a 10 millones deberán contribuir desde octubre a la reducción del déficit nacional

01.10.2016 | 04:59
Más de 240 empresas asturianas, obligadas a aumentar los pagos adelantados al Fisco

Las principales empresas españolas, entre ellas más de 240 asturianas, estarán obligadas a adelantar más dinero para que España corrija su exceso de déficit y cumpla con los requerimientos de la Unión Europa, que fijan el 4,6% del PIB para este año. El Consejo de Ministros aprobó ayer un real decreto ley que fija un pago fraccionado mínimo del impuesto de sociedades del 23% para empresas que facturen más de 10 millones de euros y que se elevará al 25% en el caso de las entidades financieras.

La medida es más drástica de lo inicialmente previsto, cuando se planteaba un adelanto de al menos el 20% del resultado contable de las empresas -frente al 12% vigente hasta 2015, cuando se eliminó- con unos ingresos superiores a 20 millones de euros. Así, el Ministerio de Hacienda pretende recaudar ahora 8.300 millones de euros (frente a los 6.000 de la previsión inicial) de las 9.000 mayores empresas del país, las que recaudan más de 10 millones de euros. Dentro de ese rango, en Asturias hay más de 240 empresas.

Según explicó el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, la medida se crea con vigencia indefinida y durará al menos hasta que el déficit público se sitúe por debajo del 3 % del PIB, lo que podría ocurrir en 2018, año para el que el Gobierno prevé un déficit del 2,2%. El objetivo, afirmó, es mantener una recaudación del impuesto sobre sociedades de entre 20.000 y 21.000 millones de euros al cierre de 2016. "Si no tomamos esta medida, vamos a reducir la recaudación del tributo en una cuantía que no nos podemos permitir", aseguró Montoro.

Para la patronal nacional CEOE, la medida es "desproporcionada y excesiva" y podría afectar a la capacidad de inversión, a la solvencia y a la competitividad de las empresas, con el consiguiente impacto en la creación de empleo. Cuando el pasado mes de julio el Gobierno esbozó la medida, el presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Pedro Luis Fernández, ya lamentó que "siempre pagan la fiesta los mismos" (Fernández es también presidente de la empresa de alquiler de maquinaria GAM, una de las que tendrá que incrementar los adelantos del impuesto por su nivel de facturación). Desde el Colegio de Economistas de Asturias también se destacó que la reforma afectará a la liquidez de las compañías asturianas y tendrá efecto en las inversiones. El Ministerio de Hacienda hizo ayer hincapié en que la medida no va a afectar a las pequeñas y medianas empresas (pymes), que constituyen la mayoría del tejido empresarial español, y que supone un esfuerzo solo para los contribuyentes de mayor capacidad.

Además de fijar el pago fraccionado mínimo, el decreto ley aprobado ayer por el Consejo de Ministros modifica también el cálculo del pago, de forma que se aplicará el 24% sobre la base imponible en lugar del 17% actual.

El ministro de Hacienda insistió ayer en que no se trata de una subida del tipo general del impuesto, sino de los pagos que se adelantan a cuenta, y que al año siguiente con la presentación de la declaración en julio se liquidan las diferencias que puedan existir a favor de la empresa o del Estado. "Es un anticipo a cuenta, como hacemos las personas físicas en el impuesto de la renta y a las que tres de cada cuatro les resulta a devolver", afirmó Montoro durante la rueda de presa posterior al Consejo de Ministros, en la que reiteró que es una medida de liquidez que entiende que "no va a perjudicar sustancialmente a la actividad económica".

El decreto ley se publicó en la tarde de ayer en un Boletín Oficial del Estado (BOE) extraordinario "para que no haya dudas del régimen de pagos fraccionados a partir del 1 de octubre", con lo que será aplicable a los pagos de octubre y diciembre. No obstante, la norma tendrá que superar el trámite parlamentario de la convalidación, que ha tenido buena recepción entre los grupos parlamentarios, dijo Montoro.

Según la Agencia Tributaria, la recaudación del Impuesto sobre Sociedades en Asturias se elevó en 2015 a 115,60 millones de euros, el 0,55% del total de España. Por su parte, la recaudación de pagos fraccionados fue del 128,85 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35

Enlaces recomendados: Premios Cine