10 de abril de 2018
10.04.2018
IGNACIO MEDINA | Presidente del consejo de administración de Thyssenkrupp Airport Solutions

"El compromiso del grupo con Asturias es de largo recorrido"

"Aún hay brecha entre la formación y lo que necesitamos las empresas"

10.04.2018 | 03:45
Ignacio Medina, en su despacho de la fábrica de Mieres.

El ingeniero gijonés Ignacio Medina Álvarez, de 42 años, ha sido nombrado presidente del consejo de administración de Thyssenkrupp Airport Solutions en Asturias, que es fruto de la fusión de las divisiones Airport Systems y Services, con 400 empleos en Mieres. Medina, que estudió en el colegio de los Jesuitas y en la Politécnica de Gijón y que ha desarrollado su carrera en Asturias, es además responsable financiero de la compañía a nivel mundial.

- ¿En qué situación se encuentra el mercado de los servicios a los aeropuertos?

-Las previsiones de la asociación de transporte aéreo internacional señalan que la demanda de pasajeros se duplicará de aquí a 2035 y según Airbus el crecimiento medio interanual será del 4,4%. Este crecimiento sólido plantea en los aeropuertos un problema de capacidad. Ante esto Thyssenkrupp Airport Solutions nos queremos posicionar como el suministrador de referencia de puertas de embarque inteligentes que incrementen la eficiencia de las operaciones aeroportuarias.

- Ha fusionado sus divisiones Airport Systems y Airport Services. ¿Con qué objetivo?

-Esperamos cerrar la fusión legal este mes. Ya no somos una empresa manufacturera o de servicios. Las áreas críticas pasan por el diseño, la producción, la logística y la gestión global del proyecto para asegurar el cumplimiento de unos plazos de entrega muy exigentes, pero posteriormente también realizamos el mantenimiento, la operación de los equipos instalados así como la implantación de sistemas de integración y gestión aeroportuaria. Con la fusión lanzamos un mensaje claro al cliente de que somos su proveedor de solución global.

- ¿Y qué efectos tiene la fusión en Mieres, donde convivían las dos divisiones?

-A nivel de organización tratamos de evitar duplicidades. Queremos concentrar nuestros recursos en las tareas de máximo valor y simplificar toda la burocracia interna. El mundo se mueve muy rápido y tenemos que hacer las cosas de manera excelente pero más rápido que los demás. Internamente lo denominamos "Excellerate".

- Habla de duplicidades. ¿Habrá recortes en Mieres?

-La fusión no va a generar ningún despido masivo, ninguna acción que las dos compañías, por separado, ya fueran a abordar. Se lo hemos presentado al comité de empresa y lo que nos preocupa a todos es cómo podemos ofrecer algo nuevo al cliente. La fusión está enfocada de puertas a fuera.

- Hace tres años se quería vender de la división de aeropuertos. ¿Opción descartada?

-El compromiso del grupo Thyssenkrupp con Asturias es claro, firme y de largo recorrido. Lleva en la región más de 25 años. El camino lo abrieron nuestros compañeros de Thyssenkrupp Norte con la fabricación de escaleras y pasillos rodantes; posteriormente abrimos Airport Systems, una referencia en la fabricación y ejecución de proyectos de pasarelas de embarque, y poco después Thyssenkrupp adquirió una compañía de servicios aeroportuarios y junto al negocio que ya veníamos desarrollado de postventa se creó Airport Services. Estas tres empresas se ubican en Mieres y tienen 850 empleados. La apuesta del grupo continuó con el Centro de Innovación de Gijón, donde más de 40 magníficos profesionales están participando en el desarrollo de productos como MULTI, el primer elevador sin cables del mundo. Recientemente Thyssenkrupp Elevator ha destacado a Airport Solutions por la mejora de sus resultados y rentabililidad.

- Ya no está en venta.

-Después del episodio de hace tres años creo que el grupo se ha dado cuenta de que su apuesta ha sido un acierto. Otra muestra fue que en febrero de este año se adquirió la división de sistemas de guía de atraque para aeronaves de la compañía sueca FMT.

- Pro aquel anuncio de venta rompió la paz laboral?

-Nuestro comité de empresa, pese a ser muy exigente, es buen conocedor de los difíciles retos que tenemos que acometer para hacer competitivo el negocio y tiene un firme compromiso. Durante la crisis, la compañía no hizo ninguna reestructuración de la plantilla y los salarios siguieron creciendo y están un 30% por encima de los del convenio del metal, pero al mismo tiempo toda la plantilla ha demostrado su responsabilidad cuando los plazos de entrega han sido exigentes.

- ¿Tienen dificultad para encontrar en Asturias personal?

-Aún existe brecha entre la formación que obtienen nuestros jóvenes y las necesidades en la empresa. Los idiomas siguen siendo una asignatura pendiente y las carreras universitarias ofrecen una alta cualificación teórica pero falta más enfoque práctico. Respecto a la FP dual creo que nos queda mucho que aprender de países como Alemania, aunque las experiencias en las que hemos participado en Asturias han sido buenas. Pese a todo, Thyssenkrupp cuenta con grandes profesionales que se han formado en Asturias.

- Usted no ha tenido que salir de Asturias para llegar la dirección de una multinacional.

-Empecé hace 14 años en Thyssenkrupp realizando prácticas en el proyecto de la T4 de Barajas y aprendí mucho de los profesionales de aquel equipo. Previamente había hecho prácticas en Suzuki y luego trabajé para Ferrovial en Asturias antes de reincorporarme definitivamente en Thyssenkrupp. A los jóvenes les digo que empecé en prácticas y que he desarrollado toda mi carrera profesional aquí.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

IBEX- 35


Enlaces recomendados: Premios Cine