26J

Unidos Podemos augura una campaña "muy agresiva"

Propone responder con "alegría revolucionaria" a los ataques que reciba la coalición para "desestabilizarla"

25.05.2016 | 12:45
Garzón e Iglesias, tras dar a conocer su acuerdo.

El plan general de campaña de Izquierda Unida para las elecciones del próximo 26 de junio contempla un discurso optimista y en positivo en el que su coalición con el partido de Pablo Iglesias, Unidos Podemos, se presente como la única alternativa segura al PP y la candidatura capaz de romper la parálisis política que generaron los resultados del 20D.

Según consta en el documento de estrategia de campaña, al que ha tenido acceso Europa Press, IU centrará su trabajo en presentar su coalición con Podemos como un ejemplo de "generosidad" de ambas formaciones que permite ofrecer a los ciudadanos una alternativa real al Gobierno de Mariano Rajoy. "Sí, el reto de esta campaña es al mismo tiempo ambicioso y posible: ser una alternativa real de gobierno, confrontando directamente con el PP", reza el texto.

La organización de izquierdas, con Alberto Garzón al frente, cree que su pacto con Podemos demuestra las virtudes de conceptos como "la diversidad y la complementariedad", por lo que se alejará de posibles conflictos con el partido morado y pondrá el foco en los puntos que unen la coalición, resumidos en un programa mínimo común de 50 medidas.

Plan de campaña

En su plan general de campaña, IU es consciente de que pueden surgir "dificultades" o "contradicciones" con Podemos, por lo que propone generar "dinámicas de trabajo comunes" y "perder la mínima energía en conflictos". A su juicio, esto se alcanza proyectando la diversidad "como una potencialidad y no como un problema".

Pero además, augura que será una campaña "muy agresiva" en la que Unidos Podemos recibirá múltiples ataques del resto de partidos, con intentos de "desestabilización y división". Para hacerle frente, asume que la coordinación con Podemos será un elemento muy importante y propone contestar a las acusaciones con un tono "afable, simpatía, alegría revolucionaria y humor", evitando el victimismo, el identitarismo y "las denuncias de campañas orquestadas".

Durante el mes que queda hasta los comicios, IU se centrará en una campaña que genere la "ilusión" de los ciudadanos que confían en un cambio de Gobierno. "Debemos combatir la idea de la unidad como interés de las organizaciones. Para ello debemos huir comunicativamente de la sopa de siglas y hacer de la candidatura un estado de ánimo", se propone, con el convencimiento de que esta coalición es el único elemento que puede alterar el resultado de diciembre.

Para ello, cada formación contará con actos propios y otros comunes, a los que añade la búsqueda de un amplio apoyo social, con la vista puesta especialmente en el mundo de la cultura. En sus actos propios, IU hará una campaña a pie de calle huyendo de los escenarios o tribunas para acercarse directamente a los votantes.

Además, se presentará a estas elecciones sacando pecho del intento realizado por Garzón de unir en una mesa 'a cuatro' a PSOE, Podemos, Compromís e IU para intentar cerrar un pacto de Gobierno. "Nos hemos dejado la piel intentando un acuerdo de las fuerzas progresistas", destaca antes de reconocer que su conclusión de los últimos meses fue la necesidad de crear esta candidatura común "como la mejor herramienta para desbloquear la situación del país".

"La idea de que la cerrazón y egoísmo de los partidos ha llevado a un callejón sin salida da mucha potencia al acuerdo, a la unión de fuerzas que han sido capaces de entenderse y nos convierte así en un 'voto útil'. Podemos jugar así con diversos conceptos: responsabilidad, unidad, diálogo y generosidad ante un nuevo escenario de excepcionalidad", plasma en su estrategia electoral.

En cuanto a los temas de campaña, IU centrará su discurso en la defensa de un "giro radical" en las políticas económicas que alejen a España de la austeridad y "una apuesta firme por la democratización del país". Además, hablará de los conflictos laborales y de las alternativas económicas y políticas que propone para la lucha contra la precariedad y por la mejora de las condiciones de vida de las clases populares.

Análisis de sus contrincantes

Además, analiza la postura de sus contrincantes electorales y la forma de hacer frente a sus ataques. Respecto al PP, augura que su estrategia será la de "demonizar" a Podemos e IU presentándolo como una opción "radical, extremista y comunista", además de "una amenaza para la estabilidad, la seguridad y la unidad de España. Según asume, este último mensaje puede ser más efectivo. Frente a ello, recuerda los vínculos de los 'populares' con la corrupción, su responsabilidad en los recortes de los últimos años y su 'soledad' en el arco parlamentario.

En cuanto al PSOE, augura que confrontará con el PP de forma "atemperada", intentará diferenciarse de forma "moderada" de Ciudadanos y realizará un ataque "frontal" a la coalición de Unidos Podemos centrándose en la figura de Pablo Iglesias como una persona con un fuerte "ego" que "no es de fiar". Para contrarrestar esta postura, IU destaca la debilidad de Pedro Sánchez al frente de los socialistas y señala que su pacto con Ciudadanos le puede pasar factura en un electorado de izquierdas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Resultados elecciones 20D

LOS RESULTADOS DEL 20D

Consulta los resultados de las Elecciones Generales que se celebraron el 20D de 2015

 
Enlaces recomendados: Premios Cine