Rajoy pasa al ataque al dar por acabado el liderazgo de Sánchez

El Presidente invita a los socialistas a "organizarse bien en la oposición" El líder del PSOE carga contra Iglesias

09.12.2015 | 10:09
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, saluda a un niño a su llegada al mitin de Sevilla.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, dio ayer por acabado el liderazgo de Pedro Sánchez al frente del PSOE y recomendó a los socialistas que dediquen un tiempo a reorganizarse. Es el ataque más directo de Rajoy al PSOE en lo que va de campaña, y el jefe del Ejecutivo lo hizo en Andalucía, la región que preside la socialista Susana Díaz.

Rajoy insistió en que los socialistas no pueden decirle a la gente, "después del lío que organizaron en España", que "ahora tienen unas recetas estupendas, "simplemente porque no es creíble". Y les lanzó su recomendación: "Ustedes tienen que estar una etapa tranquilos, organizándose bien" y "ver cómo pueden plantear las cosas en el futuro".

No fue la única crítica al PSOE, porque el Presidente también acusó al partido de Sánchez de prometer ahora "el oro y el moro" cuando cuatro años atrás dejaron el país con 3,4 millones de parados más.

Antes del mitin de Sevilla, el Presidente visitó un centro de la tercera edad y atendió a los periodistas para comentar el debate de anteanoche y subrayar que lo ganó la Vicepresidenta.

"El debate estuvo muy bien y lo ganó, como todos ustedes saben, Soraya Sáenz de Santamaría", aseguró el Presidente.

"Soraya se conoce muy bien los temas desde la cocina y ayer quedó reflejado", añadió. Y él, insistió, va a hacer lo que "se ha hecho siempre", debatir con el líder de la oposición, Pedro Sánchez, el próximo lunes.

Regalar el voto

Desde La Coruña, Sánchez aseguró que no apoyar a los socialistas el 20-D significa "regalar el voto" a Rajoy, "el presidente del paro, de la desigualdad y de la corrupción", y advirtió al líder de Podemos, Pablo Iglesias, que "no admite lecciones" de quien está dispuesto a facilitar que gobierne el PP.

El líder socialista cargó contra Iglesias después de que éste dijera que, tras el debate a cuatro del lunes por la noche, Sánchez "quedó fuera de la carrera electoral". Sánchez pidió a los electores de Podemos que no dividan el voto de la izquierda.

Según Sánchez, Iglesias dice que "está encantado de ser elegido presidente del Gobierno con los votos del PSOE, pero si el PSOE necesita los votos de Podemos, que no cuente con ellos".

"Me lo explica", le emplazó con tono irónico el secretario general socialista. "Con esto, Iglesias demuestra que si ama algo por encima de cualquier otra cosa es a sí mismo", le reprochó.

Si gobernase Podemos, según Sánchez, ocurriría lo mismo que en Grecia con el Gobierno de Tsipras: "Rescate, corralito, privatizaciones y subida del IVA al 23 por ciento".

El candidato del PSOE volvió a alertar, al tiempo, de un pacto entre PP y Ciudadanos, porque "la suma de las derechas son las restas de los derechos que los españoles necesitan recuperar los próximos cuatro años".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine