15 de diciembre de 2015
15.12.2015

Garzón llama al "voto fértil" para "germinar un nuevo país"

El candidato de UP-IU pide en Gijón un "último esfuerzo" a sus votantes para poder "desbordar expectativas"

15.12.2015 | 04:19
Garzón llama al "voto fértil" para "germinar un nuevo país"

Alberto Garzón, el candidato de Unidad Popular-Izquierda Unida a las elecciones del próximo domingo, llamó ayer a su fieles a olvidar el "voto útil" y a sustituirlo por un "voto fértil" con el que "sembrar y germinar un nuevo país". El diputado se confesó "emocionado y entusiasmado" al ver el "pabellón a reventar de gente" que le esperaba su llegada al mitin que ofreció ayer, como acto central de campaña, en el polideportivo de Pumarín, en Gijón.

Garzón aseguró que Izquierda Unida se encuentra "en un momento determinante". "Siempre hemos sido incómodos y nos quieren hacer irrelevantes pero vamos a desbordar las expectativas y a desbordar al sistema. Ganamos el debate al que no fuimos invitados y no podrán con nosotros", arengó el líder de la coalición llamando a los ciudadanos a votar "con el corazón y la cabeza" para construir "un país nuevo con anhelos y sueños colectivos". El candidato pidió a todos los simpatizantes de su partido un "último esfuerzo" para convencer a los indecisos de depositar su confianza en una organización -la suya-, que definió como "un partido que dice lo mismo en la barra de un bar que en una tertulia televisada". Garzón enfatizó que su candidatura es la única "que ha elegido a todos los cabeza de lista a través de primarias y que no ha acudido al mercado de fichajes".

Durante el mitin el diputado y máximo responsable de Izquierda Unida a nivel nacional tuvo duras palabras para las privatizaciones llevadas a cabo por el PP y el PSOE durante sus años de gobierno y para la "corrupción estructural" que, a su juicio, viven ambos partidos. Un fenómeno para el que, argumentó, "se necesitan dos partes: la pública y la privada". Garzón también cargó contra la "reforma estilo Torquemada" del aborto que quiso imponer el exministro de Justicia Alberto Ruiz Gallardón y contra la conocida como ley mordaza. "Esa regulación fue el síntoma de que ya no pueden convencer y de que sólo les queda aplicar la fuerza", sentenció.

El candidato se acordó en su discurso de los "300 sindicalistas que tienen causas abiertas en los juzgados de España por defender sus derechos" y los comparó con los "133 banqueros que cobran más de 2.700 euros al día después de que rescatáramos sus empresas". "Los ricos colonizan nuestro pensamiento. Usaron la crisis para convencernos de que no se podía rescatar a la sanidad pero sí a autopistas de peaje o a aeropuertos sin pasajeros", aseguró. El candidato defendió el plan que lleva en su programa Unidad Popular-Izquierda Unida para crear un millón de puestos de trabajo con 15.000 millones de inversión pública. "El libre mercado no es la solución. No somos recursos humanos, somos personas que queremos nuestros derechos. Nuestro país puede permitirse trabajar menos y vivir mejor, repartir la riqueza", enfatizó ante un auditorio en el que más de un millar de personas coreaba un discurso en el que Garzón tampoco olvidó pedir "una universidad accesible" o una "verdadera igualdad" entre hombres y mujeres.

En el mitin también estuvo presente el diputado de Izquierda Unida en la Junta General del Principado Gaspar Llamazares. El asturiano -que tuvo que bajar del estrado para atender, como médico, a un hombre que sufrió un golpe de calor-, definió su organización política como aquella que "resistió a la reconversión industrial y denunció la corrupción política de PP y PSOE en Asturias". Faustino Sabio, coordinador de la coalición en Gijón, recordó por su parte la situación política de la ciudad, en la que "gobierna la derecha gracias a Podemos". "Queremos compromisos de todos los partidos asturianos en temas tan trascendentales como la minería", afirmó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine