Lne.es »
Avilés

Para qué votamos

18.12.2015 | 02:40
Para qué votamos

Aprovechando las elecciones que están a la vuelta de la esquina paso a desvelar lo que sucederá a partir del día después y durante los próximos cuatro años hasta las siguientes (especialmente dedicado a los que votan por primera vez).

Al finalizar el recuento de votos los líderes de los cuatro partidos favoritos, y a lo mejor hasta el del quinto, saldrán al balcón de sus respectivas sedes para festejar que todos han ganado; y efectivamente han ganado todos porque se han asegurado un puestín con derecho a sueldo y prebendas para cuatro años mínimo, a cambio de un hipotético trabajo que ningún ciudadano de a pie sabe bien en que consiste. No es de extrañar pues que estén todos contentos.

Luego seguirá un período de uno o dos meses en que no se hará absolutamente nada pero se cobrará puntualmente a fin de mes ( dos meses en blanco). Habrá dimes y diretes, entrevistas en los medios, en fin, ni golpe, vacaciones pagadas.

Tras estos dos meses en blanco y tras la elección del Presidente del Gobierno comenzará la tercera etapa postelectoral y que yo denomino el reparto del botín. En esta fase se reparten entre todos, los diversos cargos: vicepresidencias, secretarías, presidencia de comisiones, etcétera. No hay que preocuparse porque hay cargos para todos y todas como dice el Sr. Sánchez cada vez que utiliza el genérico.

En esta fase se aparenta alguna discusión y enfrentamientos entre los partidos políticos para desviar la atención pero al final siempre hay acuerdos para el reparto.También se procede al reajuste y puesta al día de los salarios, dietas y demás prebendas para la legislatura. ¿Conoce alguien algún colectivo laboral que se pueda poner los sueldos a sí mismos?

Con todo esto habrán pasado unos cuatro meses sin hincarla y nos plantamos en abril, después de Semana Santa, para comenzar la dura etapa laboral de los congresistas que tras tres años y medio más nos llevarán a las próximas elecciones donde se repetirá exactamente el mismo guión.

Y ahora yo me pregunto: ¿Conoce algún español el horario laboral de un congresista? ¿quién controla el horario laboral de los congresistas y su rendimiento? Normas sencillas o leyes sencillas que cualquier persona con dos dedos de frente tardaría un par de horas en redactar, sus señorías tarda a veces semanas o meses en sacarlas adelante.

¿Se imaginan un cirujano que finalizase una operación a los 6 meses de iniciarla, un camarero que tardase una semana en poner un café, un conductor de autobús que tardase un mes en ir de Madrid a Sevilla?

Pues los señores diputados tardan lo que quieren y algo más en sacar adelante su trabajo; ¡a veces no les da tiempo de hacerlo en toda la legislatura! Y esto es así porque no tiene que rendir cuentas a nadie salvo a los ciudadanos a los que ignoran olímpicamente porque saben que dentro de cuatro años los volverán a engañar con una nueva campaña electoral y nuevas elecciones. Para esto votamos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine