11 de junio de 2016
11.06.2016

Crear empleo y evitar otras elecciones, asignaturas pendientes para el 26-J

Los candidatos asturianos de las cuatro formaciones en liza no esperan cambios bruscos en las urnas y juzgan necesarios acuerdos para que España tenga Gobierno

11.06.2016 | 14:41
Crear empleo y evitar otras elecciones, asignaturas pendientes para el 26-J

Seis meses y un día después las cuatro formaciones que disputarán el 26-J los ocho diputados y cuatro senadores por Asturias volvieron ayer a confrontar sus políticas y programas en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA. El primer debate a cuatro bandas de la campaña sirvió para comprobar que la creación de empleo es la principal asignatura pendiente del país y de Asturias pero también para certificar que la repetición de las elecciones generales es un fracaso de todos los partidos, que conviene evitar tras los comicios del último domingo de junio. Y quedó claro que PSOE, Podemos y Ciudadanos salen a la carga contra el PP.

Alberto Menéndez, subdirector del periódico y moderador del debate, llamó la atención, de entrada, sobre la presencia de cuatro cabezas de lista y no cinco, como en la anterior convocatoria: Susana López Ares (PP-Foro), Adriana Lastra (PSOE), Sofía Castañón (Unidos Podemos) e Ignacio Prendes (Ciudadanos). Y destacó la presencia de Manuel González Orviz, que fue candidato el 20-D entre el público asistente en el nuevo salón de actos del Club Prensa Asturiana. "Esperemos que el examen de las urnas y el diálogo acabe con una interinidad que no beneficia a nadie", concluyó Menéndez antes de dar la palabra a los cuatro carteles electorales, ninguno ya novato, ya que todos se estrenaron como diputados por Asturias en los anteriores comicios generales.

Le tocó romper el hielo a Sofía Castañón, que presumió de defender "el programa más leído", en evidente alusión al formato Ikea elegido por la formación morada para esta campaña. La también poeta quiso abrir su turno con una alusión a los parques "con pocos niños y niñas, porque la generación mejor formada se ha tenido que ir fuera de España, no les quedó otra salida que coger las maletas". Con esa imagen resumió tres de los principales problemas a los que debe hacer frente Asturias sin más demora: la falta de empleo y de relevo generacional que compense el envejecimiento y garantice la sostenibilidad de los servicios públicos. "Sin empleo digno, no tendremos quienes sujeten las pensiones", advirtió Castañón.

La derogación de las reformas laborales puestas en marcha por los gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, y también de la llamada "ley mordaza", la subida del salario mínimo interprofesional y, en definitiva, la búsqueda de políticas para que "nadie se quede atrás en Asturias" fueron algunas de las principales propuestas lanzadas por Sofía Castañón. En el discurso del cartel electoral de Unidos Podemos, ni mención al futuro del carbón, una consigna que ya forma parte del libro de estilo de la formación morada, con todas sus consecuencias. La candidata socialista, Adriana Lastra, sí tomó la bandera de la minería con decisión pero, sobre todo, para echar en cara al Gobierno de Mariano Rajoy que "no haya cumplido el Plan del Carbón. Cuando se firma un acuerdo es para cumplirlo. Y si hay que devolver las ayudas, no va a quedar ninguna mina competitiva". Susana López Ares, lejos de amilanarse, pasó al contraataque. "Mientras unos firman, otros conseguimos resultados, como la compensación de 2.100 millones que hemos logrado en Europa" y reprochó que "todos critican al PP pero nadie aporta soluciones, nadie habla del cómo".

La cabeza de lista del PP-Foro vendió como medidas "estrella" de su programa, "la creación de medio millón de empleos al año la exención del IRPF a los jóvenes en su primer año de contrato, que les permitirá consumir más, y las ayudas a los autónomos". López Ares ofreció como garantía la política del Gobierno de Rajoy en los últimos cuatro años, un mensaje especialmente contestado por el resto de contendientes. "Que haya 200.000 contratos menos indefinidos no es para vanagloriarse", apuntó Sofía Castañón.

"Me preocupa el triunfalismo del PP y que presuma de una creación de empleo que, por primera vez, ha propiciado una nueva clase, la de los trabajadores pobres", reprobó Adriana Lastra, quien defendió el retorno del talento y la creación de un ingreso mínimo vital. En pleno rifirrafe con la candidata popular, Lastra defendió "la armonización fiscal" cuando López Ares aprovechó para meter cuña con la exigencia de la supresión del Impuesto de Sucesiones en Asturias. También hubo reproches mutuos sobre la tarifa eléctrica para las grandes empresas asturianas, intercambio que aprovechó el cabeza de lista de Ciudadanos, Ignacio Prendes, para denunciar las debilidades de la coalición PP-Foro. "El número uno y el número dos votasteis cosas distintas. En el Congreso os dividís, cada uno va por su cuenta. Y yo, como Oblanca, defiendo que las empresas asturianas necesitan una tarifa especial". El candidato del partido naranja se sentía cómodo a la contra, por ejemplo al airear la necesidad de acabar "las grandes infraestructuras pendientes en Asturias desde hace 20, 30 años", como la Variante de Pajares, un asunto sobre el que no hizo hincapié el resto.

El candidato de Ciudadanos apuntó como prioridades la exigencia de "un pacto nacional por la educación", el punto final a "los contratos basura" y "la lucha contra la corrupción". Los programas globales se impusieron a las demandas regionales en el debate que abrió la campaña de las generales. Al hablar del escenario político de los últimos meses, Susana López Ares fue rotunda: "el fracaso es colectivo pero tiene nombre y apellido, Pedro Sánchez". Adriana Lastra viró el punto de mira a Pablo Iglesias tras mandar un recado a los populares. "El PP siempre dice que debe gobernar la lista más votada menos en Asturias", cuestionó la candidata socialista. "Hubo un líder, Pablo Iglesias, que tenía decidido que íbamos a estar votando hasta que le gustase el resultado electoral". Sofía Castañón evitó entrar en nombres propios: "el gran fracaso consistió en que no se dio respuesta a las necesidades de la ciudadanía" y recordó que la interrupción de la legislatura ha impedido materializar la ley 25 de emergencia social "para la que salieron los números". Ignacio Prendes, con la vista puesta en el día después del 26-J, trató de sacar conclusiones de la legislatura más breve: "sólo habrá cambio si hay acuerdo y sólo habrá acuerdo si hay cambio", vaticinó el cabeza de lista de la formación naranja.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine