Lne.es »

El PSOE advierte que "la nueva izquierda viene a destruir y a paralizar la sociedad"

"Podemos nunca pactará con los socialistas salvo que estemos en una posición subalterna", recalca el secretario general, Javier Fernández

14.06.2016 | 09:05
Por la izquierda, Natalia González Peláez (número 3 al Congreso), Adriana Lastra, Javier Fernández e Ignacio García Palacios.

El PSOE asturiano lanzó ayer en Avilés sus dardos contra Unidos Podemos en un acto en el que animó a los suyos a salir a la calle ante "las elecciones más decisivas y complicadas" de la democracia. La cabeza de lista al Congreso, Adriana Lastra, atacó a las fuerzas emergentes, en concreto a "la nueva izquierda que viene a destruir, no a construir". "Vienen a destrozar en lo personal a los que nos dedicamos al servicio público, vienen a paralizar la sociedad. Tendríamos que estar trabajando en nuestro programa electoral, en vez de en campaña electoral", subrayó la socialista, que ve a su partido "más unido que nunca" de cara al 26-J.

"No hay nada que nos una más a los socialistas que tenerlos a todos enfrente", aseveró Lastra en el Palacio de Camposagrado, en un acto que contó con alcaldes y portavoces municipales del PSOE y en el que también intervino el secretario general del partido en Asturias, Javier Fernández. "Podemos nunca pactará con los socialistas salvo que eseamos en una posición subalterna. Lo hemos comprobado en el Congreso y también en Gijón", aseveró el presidente del Gobierno regional. Fueron varias las alusiones al gobierno gijonés, en manos de Foro con el apoyo de los afines al partido de Pablo Iglesias. "Se dedicaron a enfangar la reputación del candidato (José María Pérez), a depositar la bolsa de basura sobre el buen nombre de Josechu. Después nos llevaron a aquel simulacro de consulta, donde señoras de la burguesía más reaccionaria preguntan dónde votar a Cascos y Moriyón", apuntó Fernández. Y añadió: "En Madrid vimos cómo se nos insultaba, se nos arrojaba cal viva a la cara y se nos acusaba de crímenes de Estado: la mejor manera de buscar socio de Gobierno", dijo.

En este mismo sentido, la número uno al Congreso por el PSOE recordó que se ha demostrado que para Podemos "es más importante la presidencia del Gobierno, el CNI, la embajada de Washington y los jueces y fiscales que aquellos que lo están pasando mal en este país".

Especialmente dura fue la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, experta en lidiar con IU y Somos (el grupo municipal avalado por Podemos). "Nosotros sabemos muy bien quiénes son Unidos Podemos. No me extraña que el excoordinador de IU Cayo Lara, diga que le costará mucho votar en estas elecciones. Podemos les está haciendo renegar de sus principios más básicos, como la defensa del carbón o su tradición comunista. Es vergonzoso que IU lo haga para ir de la mano de un cantamañanas como Pablo Manuel Iglesias, que dependiendo de quién le pregunte es bolchevique, chavista, peronista o socialdemócrata. No es una confluencia, es el sometimiento de un partido con historia de lucha a los delirios personalistas de un cantamañanas", aseveró.

La exdiputada socialista subrayó que los suyos han sido los "arquitectos y albañiles de los pilares y el edificio del estado de bienestar". "Frente al partido de la indeterminación, el transformismo y el travestismo, España necesita que el cambio liderado de nuevo por un gobierno dispuesto a ofrecer y alcanzar grandes acuerdos de Estado", aseveró.

El presidente de la Federación Asturiana de Concejos, Ignacio García Palacios, arremetió contra las reformas en materia de municipalismo de Rajoy (PP). "Clamamos por una radical derogación de la Ley de racionalización y sostenibilidad de las administraciones locales", aseveró. Pero fue Podemos el objeto de la mayoría de los dardos. "Dice Monedero que el socialismo es amor. Lo que no puede ser la política es cursi, y ellos han convertido los círculos en corazones", concluyó Javier Fernández.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine