Una matinal de besos, charla distendida, fotos y sonoros mugidos

17.06.2016 | 01:32

Las dos horas de Mariano Rajoy en San Martín de Podes dieron de sí, discursos políticos al margen, para unos instantes de charla distendida al cobijo de una panera, besos, fotos, "selfies" y muchos mugidos. Nada raro en una explotación ganadera con cerca de doscientas cabezas.

Justo cuando Mariano Rajoy arrancaba su intervención una de las vacas de Carbayeda emitió un sonoro mugido, que quedó registrado y provocó alguna que otra sonrisa entre las decenas de personas que se dieron cita al mediodía de ayer en la explotación gozoniega. A esas alturas el Presidente ya había visto algunos de los mejores ejemplares y conocido los secretos del ordeño de última generación y Mercedes Fernández había tenido oportunidad de manifestar que "Asturias es muchas cosas, es el carbón, el acero, el turismo, la industria y los emprendedores, pero también es el campo". El líder popular compartió fotos, que no intervención, con la cabeza de lista al Congreso por Asturias, Susana López Ares, que ayer permaneció en un discreto segundo plano. Rajoy también charló con los socios de coalición como Isidro Martínez Oblanca (Foro) y otros integrantes de la candidatura, caso de Ovidio Sánchez o Ramón García Cañal. En una de esos corrillos pudo oírse, de forma nítida, un rotundo "no hay alternativa".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine