PNV y PSOE registran en Mondragón la iniciativa para que ANV condene la violencia o deje la Alcaldía

El PP se suma a las mociones y aboga por llegar a acuerdos «definitivos»

11.04.2008 | 00:00
La alcaldesa de Mondragón, Ino Galparsoro, junto a unas fotografías de Isaías Carrasco.
La alcaldesa de Mondragón, Ino Galparsoro, junto a unas fotografías de Isaías Carrasco.

Mondragón / Vitoria

Los grupos municipales del PNV y del PSE-EE en el Ayuntamiento de Mondragón registraron ayer en este Consistorio guipuzcoano la moción acordada por ambos partidos en la que condenan la violencia y exigen a quienes no la suscriban que dimitan.


Según informó a «Efe» el portavoz socialista en Mondragón, Paco García Raya, la moción registrada a las 09.30 horas de la mañana de ayer reclama a la alcaldesa de Mondragón, Ino Galparsoro, la convocatoria de un Pleno extraordinario y urgente para que se debata esta moción.


Si, «como es previsible, y a tenor de lo adelantado por ANV», los siete ediles de esta formación que gobiernan en minoría el Ayuntamiento no la suscriben, «ya hay un acuerdo entre el PSE-EE y el PNV para que inmediatamente» se ponga «en marcha la moción de censura», explicó García Raya en un comunicado.


El texto expresa que el objetivo de los firmantes es «contribuir eficazmente a la paz y a la normalización política», y para ello acuerda que los ediles del Consistorio deben asumir «el respeto a la dignidad humana como fundamento de los derechos y libertades que de ella se derivan y especialmente el derecho a la vida».


También apoyan «la defensa de todos los derechos humanos de todas las personas y el rechazo a cualquier vulneración de los mismos», el «reconocimiento y garantía del pluralismo político, social, ideológico e identitario», y «la apuesta por las vías exclusivamente políticas, democráticas y dialogadas».


El escrito reclama, «en consecuencia, la oposición y condena del uso de la violencia» o la «amenaza para defender posiciones políticas o para alterar los procesos políticos».


El segundo punto de la moción recoge que, «a la luz de dichos principios, la acción terrorista de ETA, sus últimos atentados mortales, así como la amenaza vertida en su más reciente comunicado, suponen una vulneración flagrante de dichos principios», y exige, por último, la dimisión de los representantes municipales que no suscriban este texto.


Mondragón se convierte en el primer Ayuntamiento en el que se registra esta iniciativa, que, según fuentes socialistas, se prevé presentar también en los ayuntamientos guipuzcoanos de Azpeitia y Bergara, y en el vizcaíno de Elorrio.


El portavoz socialista en Mondragón expresó su «satisfacción» por la presentación de esta moción, aunque reconoció que los socialistas siempre han pensado que se debía «ir directamente al voto de censura», como promovieron tras el asesinato de Isaías Carrasco, el pasado 7 de marzo. Además, añadió que su partido ha «apoyado los pasos del PNV» porque no le «importa el camino a seguir, sino el objetivo de esa hoja de ruta» que «es que esa alcaldesa indigna esté el menor tiempo posible al frente del Ayuntamiento de Arrasate (Mondragón)».


El PP vasco se sumará a las mociones pactadas entre PNV y PSE. «Sentimos cierta vergüenza al ver a un PNV escondido detrás de las mociones y que no tiene coraje para enfrentarse a una situación que no es específica de Mondragón», lamentó el secretario general del PP de Álava, Iñaki Oyarzabal. No obstante, afirmó que «nos vamos a sumar a las mociones» de PNV y PSE, pero opinó que «no basta» con ellas y abogó por llegar a acuerdos «definitivos» entre los partidos democráticos «para que no haya ni una sola institución dirigida por quienes no son capaces de condenar la violencia terrorista».

Enlaces recomendados: Premios Cine