Los controles de pasajeros en los aeropuertos han requisado miles de líquidos permitidos por la UE

l El reglamento no especifica una lista de productos l Adiós al billete de papel

 

Madrid

Los responsables de los controles de pasajeros de los aeropuertos han requisado en los últimos años líquidos no incluidos en el reglamento de la Comisión Europea sobre normas comunes de seguridad aérea.


El texto del documento sólo permite el acceso a las zonas de embarque con líquidos en contenedores individuales y con capacidad no superior a los 100 mililitros siempre que estén en una bolsa de plástico con capacidad no superior a un litro, informa «Efe».


Además, establece que los líquidos incluyen gel, pastas, lociones, mezclas líquidos-sólidos y los contenidos de contenedores presurizados, aunque no formula una lista exhaustiva, lo que puede dar lugar a interpretaciones arbitrarias por parte de los agentes de seguridad de los controles o las autoridades de los diferentes países.


El reglamento especifica que se conceden exenciones a esta prohibición si el líquido «va a ser utilizado durante el vuelo o bien utilizado por necesidades médicas o por necesidad de dietas especiales, incluyendo comida infantil».


La Comisión Europea determinó en octubre de 2006 que el texto del reglamento 1546/2006 debería mantenerse secreto y no ser objeto de publicación, aunque en el mismo párrafo establecía que, «no obstante, los pasajeros deben estar claramente informados de las normas relativas a los artículos que está prohibido introducir en las aeronaves».


En cuanto a las prendas de ropa, la normativa secreta no incluye ni una sola referencia a la obligación de los pasajeros de descalzarse ni de quitarse el cinturón antes de pasar, como se exige en algunos controles. El único deber que existe al respecto es el de quitarse estas prendas si en el escaneado se detecta la presencia de metales. Además, el reglamento sí incluye la obligación de mostrar el ordenador por separado y de presentar ante el control los abrigos y las chaquetas.


Por último, desde el 1 de julio desaparece el tradicional billete aéreo de papel, ya que todos los pasajes serán electrónicos.

Enlaces recomendados: Premios Cine