ETA tacha de «fraude» la consulta de Ibarretxe y amenaza con una escalada de atentados

El Gobierno no comenta el comunicado de «una banda de asesinos» y el PP dice que «es la misma basura de siempre»

31.05.2008 | 00:00
El popular Santiago Abascal, en el momento de romper la papeleta con las preguntas de la consulta soberanista.
El popular Santiago Abascal, en el momento de romper la papeleta con las preguntas de la consulta soberanista.

Vitoria / Madrid

«Fraude vestido de reforma autonómica». Así calificó ETA la consulta soberanista del lendakari Ibarretxe, en un comunicado difundido ayer en el que señala que su objetivo es «la construcción del Estado vasco», del que no lograrán apartarle con «seudoinstituciones» y «planes vacíos». «Si no se le da la respuesta adecuada al fondo del problema, el conflicto persistirá y nos estarán obligando a seguir luchando como hasta ahora», advierte ETA, que también señala que ni el PSOE ni el PNV tienen «nada sensato que ofrecer».


Un día después de que el Gobierno vasco presentase en el Parlamento regional su proyecto de ley para regular la consulta de Ibarretxe en la que no se condena a ETA, la banda terrorista acusa a peneuvistas y socialistas de pelearse «por las elecciones, en una ridícula disputa por ver quién consigue el sillón de Ajuria Enea».


En una alusión al proyecto de Ibarretxe, ETA carga contra aquellos que «presentan seudoinstituciones y planes vacíos». «Algunos, podridos por el partidismo, incluso deforman el derecho a decidir para que sus despreciables proyectos salgan adelante y excluir a la izquierda aberzale».


ETA advierte de que con planes que no abordan el fondo del problema y con «los fraudes que, vestidos de reforma autonómica, podrían llegar en un futuro» no se alcanzará la solución del conflicto y, por tanto, se verán «obligados» a seguir «luchando como hasta ahora».


La banda asume los dos atentados registrados el 1 de mayo en Donostia y Arrigorriaga contra la sede de Osalan y el pabellón del Ministerio de Trabajo, respectivamente; el que, el día 14, destruyó la casa-cuartel de Legutio y acabó con la vida del guardia civil Juan Manuel Piñuel y dejó heridos a otros cuatro agentes, y la acción contra el Club Marítimo de Guecho del 19 de mayo. ETA asegura que para lograr «el Estado vasco» intensificará con su campaña de atentados.


En cuanto a la detención de su número uno, Javier López Peña, alias «Thierry», junto con otros tres dirigentes, la banda dice que con esa política los gobiernos de España y Francia «se equivocan» y que sólo les abocan a «seguir luchando».


La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega dijo que el Gobierno «no comenta comunicados de una banda de asesinos» y que va a seguir trabajando para acabar definitivamente con la violencia terrorista».


El PP afirmó que el comunicado de ETA «es la misma basura de siempre» y que, «a pesar de los gestos del lendakari, ETA seguirá asesinando. Carmelo Barrio dijo que comentar los textos de la banda «no tiene sentido político» y advirtió de que ETA «se sabe cómoda con la situación política del País Vasco».

Enlaces recomendados: Premios Cine