Frío y fugaz saludo protocolario entre Rato y el líder en Barcelona

Rajoy y el ex director del FMI hablan apenas un minuto a la entrada de un hotel sede de un encuentro con empresarios

31.05.2008 | 00:00
Saludo de Rato y Solana en Barcelona en el 50.º aniversario del Círculo de Economía.
Saludo de Rato y Solana en Barcelona en el 50.º aniversario del Círculo de Economía.

Barcelona

El presidente del PP, Mariano Rajoy, y el ex ministro de Economía y Hacienda y ex director gerente del FMI, Rodrigo Rato, se saludaron ayer brevemente y de modo protocolario durante las jornadas del 50.º aniversario del Círculo de Economía.


El líder del Partido Popular salía del hotel Juan Carlos I para acudir a una entrevista que tenía pactada con anterioridad y Rato entraba para pronunciar la conferencia con la que participó en las jornadas. Ambos estuvieron hablando un momento, apenas un minuto, sin que las cámaras recogieran el encuentro, y ya no se volvieron a ver.


La expectación suscitada por el encuentro se entiende en el marco de la crisis de liderazgo que vive el PP desde su derrota en las elecciones de marzo. Añade aún si cabe más interés la filtración difundida la pasada semana según la cual el ex ministro de Defensa Federico Trillo habría sido enviado por Rajoy a una entrevista con Rato, para allanarle el camino, y éste se habría negado con cajas destempladas. La expresión más suave fue, se asegura: «No tengo nada que hablar con Rajoy».


Una vez que el ex director del FMI concluyó ayer su intervención de Barcelona, pasadas las 12.30 horas, salió inmediatamente del hotel, sin quedarse a la primera pausa-café de las jornadas, y no llegó a cruzarse con Rajoy, que se acercó a la sala de conferencias durante la pausa.


Rajoy llegó rodeado de los populares Cristóbal Montoro, Jorge Moragas, Jorge Fernández Díaz, Daniel Sirera y los diputados del Parlament Carina Mejías y Josep Llobet, que fueron recibidos por el presidente saliente del Círculo, José Manuel Lara. Juntos se dirigieron a la sala de juntas, donde se reunieron antes de la ponencia de Rajoy. A la entrada, Piqué, mientras hablaba por teléfono móvil, saludó a Rajoy y, poco después, se incorporó a la reunión, que duró un cuarto de hora.

Enlaces recomendados: Premios Cine