La crisis de los populares
 

Rajoy: «Me gustaría que Esperanza Aguirre estuviese en la dirección, si ella quiere»

Ya tiene decidido quién será el secretario general, del que dependerán tres o cuatro vicesecretarios. Asegura que ni Aznar ni Rato están interviniendo

31.05.2008 | 04:39
Mariano Rajoy saluda en Barcelona a Miquel Roca en las jornadas del Círculo de Economía, donde estuvo Piqué.
Mariano Rajoy saluda en Barcelona a Miquel Roca en las jornadas del Círculo de Economía, donde estuvo Piqué.

Barcelona

Barcelona / Madrid

Mariano Rajoy desveló ayer otro de los nombres que tiene intención de «fichar» para la nueva dirección nacional. Además del diputado por Valencia Esteban González Pons y Alberto Ruiz Gallardón, el líder del PP está dispuesto a contar con Esperanza Aguirre, «si ella quiere». Rajoy también dijo tener claro quién será su secretario general, aunque eludió desvelar el nombre del elegido, explicó que no tendrá vicepresidentes y que del número dos dependerán «tres o cuatro» vicesecretarios.

«Yo quiero integrar a todo el mundo, pero también que el partido cada vez se adapte más a la realidad. Un partido reformista que esté pendiente de las circunstancias de lo que pasa en la sociedad y en el mundo, y a mí me gustaría contra con ella, si quiere», dijo Rajoy sobre Esperanza Aguirre.

Rajoy afirmó que Aguirre es «muy importante en el PP, con una trayectoria política importante» y «un enorme futuro por delante». El líder popular afirmó estar «convencido» de su proyecto, pese «a los momentos muy duros y difíciles» por los que ha pasado el PP. «Quiero dejar un partido en el centro y mejor de lo que me han dejado, que era un gran partido», sentenció.

El líder popular manifestó que ni Aznar ni Rato están interviniendo en los movimientos ante el congreso de Valencia. Tras elogiar el comportamiento «impecable» del ex presidente, añadió que Rato «se ha ido de la política».

En cualquier caso, Rajoy eludió decir el nombre del que será su nuevo secretario general, al frente del cual algunos sitúan a la presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y otros a González Pons o incluso a Ruiz-Gallardón. (El gallego Núñez Feijoo afirmó no haber declinado ninguna oferta para ese puesto). Lo que sí adelantó es que la nueva dirección no tendrá un vicepresidente y que de la secretaría general dependerán «tres o cuatro» vicesecretarías generales, entre ellas las de comunicación y organización.

El líder del PP, que dijo desconocer si Juan Costa está recogiendo avales para presentar una candidatura alternativa a la suya, se declaró además «dispuesto» a tener una relación «normal» con el Gobierno, algo que ve «imposible» con el PNV, al que ve en «una deriva suicida».

Rajoy reconoció que las críticas de dirigentes del PP -algunos por un supuesto giro hacia el nacionalismo- le han dolido, igual que dijo haber «sentido mucho» la retirada de María San Gil. En este sentido, admitió que «algo ha pasado» para que San Gil haya tomado esa decisión y añadió: «Espero convencerla en el futuro».

En declaraciones a Cuatro, Gallardón dije que cree que no hay otra candidatura en el PP porque los «descontentos se saben en absoluta minoría». Sobre Aguirre afirmó que «Rajoy quiere sumar y yo no seré un obstáculo». Por último, Vidal Quadras pidió a Rajoy que defina urgentemente la nueva estrategia del partido y a Gallardón le dijo: «Tenme un poco de respeto, no insultes mi inteligencia»

Enlaces recomendados: Premios Cine