A su llegada a Guinea Ecuatorial

Moratinos rinde homenaje a Fraga

El ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, rindió hoy homenaje a su llegada a Guinea Ecuatorial a la figura del senador y ex presidente de la Xunta de Galicia, Manuel Fraga, quien le acompaña en la visita después de que hace 40 años firmara la independencia de la ex colonia española.

09.07.2009 | 19:39

Moratinos fue recibido por su colega ecuatoguineano, Pastor Michá, en el aeropuerto de Malabo y en su primera comparecencia conjunta ante los medios nada más aterrizar, quiso elogiar a Fraga por el papel que tuvo el 12 de octubre de 1968, cuando España dio el testigo de la soberanía del territorio a Francisco Macías.

"Regresa con sentimiento de que Guinea Ecuatorial es un país diferente, independiente, soberano, moderno dinámica y próspero y que inicia una nueva etapa en el siglo XXI", dijo Moratinos sobre el que fuera ministro de Información con Francisco Franco.

Michá también tuvo palabras de reconocimiento para Fraga, de 86 años, y aprovechó esta "visita histórica" para afirmar que es a "Don Manuel" -como le llamó- a quien se le debe en buena medida que su país haya conservado el español y los lazos culturales.

Fraga forma parte de la delegación de parlamentarios de PSOE, PP, CiU, PNV y ERC y de empresarios que acompañan al ministro de Exteriores en una visita oficial de tres días con el fin de apoyar la transición democrática del régimen de Teodoro Obiang Nguema y de favorecer las inversiones.

Moratinos agradeció a Michá la "calurosa" acogida brindada por la comitiva de más de 50 personas que le aguardaban al pie del avión Airbus en el que llegó a Malabo, donde se interpretaron ambos himnos nacionales.

El ministro español quiso enviar un primer "mensaje muy claro de amistad, reencuentro y fortalecimiento" de la relación entre ambos países.

"Venimos con sentimiento de respeto hacia el Gobierno de Guinea Ecuatorial y al mismo tiempo, con voluntad de acercamiento, de mejor comprensión, trasladando la imagen de la España del siglo XXI", dijo Moratinos.

Insistió en que la visita representa "un eslabón y un vínculo" de proyección hacia el futuro con la presencia de Fraga, quien aguardaba en una sala contigua junto a su hijo, José Manuel, quien le asiste en el viaje, y al embajador de España en Guinea Ecuatorial, Javier Sangro de Liniers.

Pastor Michá declaró que después de 40 años "perdidos", ha llegado la hora de dar un salto en las relaciones entre dos pueblos hermanos.

Destacó el hecho de que en la visita estén representadas "todas las capas sociales del pueblo español" y confió en que sepan trasladar la "real imagen" de Guinea Ecuatorial, donde Obiang gobierna desde 1979.

Ante el retrato de Obiang y de las banderas de los dos países, el ministro ecuatoguineano dijo sentirse "especialmente contento" por la presencia de Fraga, quien a su juicio, "es el que mejor puede notar que Guinea Ecuatorial ha evolucionado".

Michá expresó su esperanza en que este viaje contribuya a la integración "definitiva" de su país en la comunidad iberoamericana de naciones por sus vínculos lingüísticos y culturales.

En su primera jornada en Malabo, la capital insular del país, Moratinos va a visitar las obras de la nueva Embajada de España y la oficina comercial, donde Moratinos mantendrá un primer encuentro con la decena de empresarios que le acompañan en representación de compañías como Repsol YPF, Unión Fenosa Gas, Elecnor y Navantia.

La delegación, de la que también forma parte un grupo de periodistas, está integrada por unas sesenta personas.

En su tercera visita a Guinea Ecuatorial después de las de 2005 y 2006, Moratinos será recibido mañana por Obiang en Bata, la capital continental.

Enlaces recomendados: Premios Cine