ÚLTIMA HORA
Operación policial en Cambrils relacionada con el atentado de Barcelona
Ya no habrá seis cajas

Caixa Catalunya y Unnim aprueban sus fusiones

Son las dos primeras fusiones en toda España que reciben la ratificación de sus respectivas asambleas

18.05.2010 | 00:44

Las asambleas de la nueva Caixa Catalunya -la propia Catalunya, Manresa y Tarragona- y de las cajas que integran Unnim -Terrassa, Sabadell y Manlleu- han aprobado hoy en sus respectivas reuniones las fusiones propuestas, según han informado la entidades de ahorro implicadas.

Tras este proceso, seis cajas de ahorro catalanas pasan a convertirse en dos, son las dos primeras fusiones en toda España que reciben la ratificación de sus respectivas asambleas y las primeras que siguen los dictados del Banco de España.

Tras la asamblea de Caixa Catalunya, celebrada en el emblemático edificio de La Pedrera, el presidente de la entidad de ahorro, Narcís Serra, ha asegurado que "es una decisión histórica" y ha resaltado que se ha tomado por unanimidad.

Serra también ha confirmado que no optará a presidir la caja una vez finalice el período transitorio, que se prevé que acabe el 15 de noviembre, asegurando que "en una nueva caja la continuidad no hubiera sido el mensaje más adecuado".

La nueva caja deberá escoger un nuevo presidente cuando finalice la renovación de los órganos de gobierno, un presidente que deberá ser propuesto por la Diputación de Tarragona o la de Barcelona.

Además, el actual director general de Caixa Manresa, Feliu Formosa, dejará también la nueva entidad tras el período transitorio de la fusión, según diversas fuentes financieras.

Adolf Todó, actual director general de Caixa Catalunya, ha avanzado que en los próximos días se hará pública la nueva línea del organigrama de la caja.

La marcha de Formosa se produce por motivos personales para iniciar una nueva etapa profesional, después de haber estado unos 15 años en la caja de ahorros manresana.

La nueva Caixa Catalunya será la cuarta caja de España por volumen de activos, con un volumen de balance de 81.000 millones, y tendrá como director general y hombre fuerte a Adolf Todó.

Las asambleas han ratificado la fusión por unanimidad, si bien en la asamblea de Caixa Tarragona, y también en la de Manresa, los sindicatos han votado en contra de la gestión, igual que en Caixa Catalunya aunque no lo han hecho contra la operación de concentración.

La única nota discordante la ha puesto un miembro de la asamblea de Caixa Manresa, que se ha abstenido a la hora de apoyar la fusión.

Por otro lado, la fusión de las cajas del Vallès con la de Manlleu, que se denominará Unnim, también se ha desarrollado sin problemas, con las tres asambleas aprobando la fusión por unanimidad.

La nueva caja será fuerte en el Vallès, zona rica en industria y sede de multinacionales, funcionará bajo la marca Unnim y tendrá unos activos de unos 30.000 millones. Su director general será Enric Mata, el hombre fuerte de Terrassa, y ha pedido al FROB el mínimo dinero posible, 380 millones.

De hecho, esta operación fue la primera fusión que se anunció en España cuando el Banco de España empezó a dar voces de alerta para que se produjesen fusiones de cajas.

En cambio, la nueva cuarta mayor caja de España todavía no ha decidido con qué marca comercial operará, y ha apostado por pedir el máximo dinero posible al Fondo para la Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB), en total 1.250 millones.

El coste de las dos fusiones será alto: en total se perderán más de 1.800 puestos de trabajo, en su mayoría, 1.300, de la fusión de la nueva Caixa Catalunya, debido a que esta entidad es de mucho mayor tamaño.

Se trata de prejubilaciones y bajas incentivadas pactadas con los sindicatos y poco traumáticas en un contexto de fuerte ajuste laboral en todos los sectores económicos, y en total se eliminará el 4% del personal que trabaja en las cajas de ahorro catalanas.

Enlaces recomendados: Premios Cine