Marta del Castillo

´El Cuco´ tenía otro coche que fue destruido tras el crimen

La Policía no conocía la existencia del vehículo por lo que no ha podido analizarlo

26.05.2010 | 23:32

El menor de edad acusado de la violación y muerte de Marta del Castillo, que presuntamente usó el coche de su madre para trasladar el cadáver, tenía a su disposición otros dos vehículos que la Policía no ha identificado ni analizado hasta ahora, uno de los cuales fue destruido en noviembre de 2009.

Un informe policial entregado ahora al juez que investiga la muerte de Marta, al que ha tenido acceso Efe, revela que la madre del menor de edad Javier G.M., de 15 años, y su compañero sentimental tenían otros dos coches cuya existencia la Policía no conocía y, por lo tanto, no analizó en busca de restos cuando desapareció Marta, el 24 de enero de 2009.

En cambio, la Policía analizó el ADN de los restos biológicos hallados en un Volkswagen Polo propiedad de la madre de Javier y que, según las declaraciones de los acusados, fue utilizado para trasladar el cuerpo de Marta al río Guadalquivir tras su violación y asesinato.

En su último informe, fechado el pasado 12 de mayo, la Policía informa al juez de instrucción 4 de Sevilla de que en marzo de 2010, y dentro de las investigaciones por la muerte de Marta, tuvo conocimiento de que la madre de Javier y su compañero eran dueños de otros dos vehículos, un Renault 19 y un Ford Escort, que en agosto de 2009 fueron denunciados como abandonados en la vía pública.

El primero de ellos fue denunciado por estar abandonado, con las ruedas pinchadas y sin placas de matrícula, en agosto de 2009, por lo que el Ayuntamiento de Sevilla lo retiró de la vía pública y lo destruyó el 27 de noviembre de 2009.

En este vehículo no se ha podido llevar a cabo ninguna gestión de investigación, precisa la comunicación policial.

El segundo vehículo, un Ford Escort, fue denunciado por estar abandonado en la avenida Carlos Marx de Sevilla, fue retirado por la grúa municipal en septiembre de 2009 y se encontraba pendiente de destrucción cuando la Policía Judicial se percató de su existencia y lo incautó.

Trasladado a las dependencias policiales de la avenida Blas Infante, la analítica de los restos hallados en dicho coche no coincide con el perfil de Marta y sí con el de un hombre y una mujer, que no han podido ser cotejados con los de la madre del menor y su compañero dado que ninguno de ellos ha sido sometido hasta ahora a extracción de muestras de ADN, han explicado a Efe fuentes del caso.

No obstante, la Policía precisa que los restos femeninos coinciden con los hallados en el Volkswagen Polo que fue analizado como posible medio de transporte de la joven asesinada, por lo que podrían corresponder con la madre del menor.

Por la muerte de Marta cumple prisión incondicional el asesino confeso, Miguel Carcaño, y se encuentran imputados como encubridores su amigo Samuel Benítez, su hermano mayor y la novia de éste último, además del menor de edad que presuntamente participó en la violación y asesinato, y que será enjuiciado en el Juzgado de Menores.

La Policía inspeccionó el Volkswagen Polo basándose en la declaración de algunos de los acusados de que lo habían utilizado para trasladar el cuerpo de la víctima al río Guadalquivir, y posteriormente analizó el vehículo del hermano mayor de Miguel, el de su novia, el de algunos amigos y otros coches del entorno de los acusados, pero sin percatarse de la existencia de los dos localizados ahora.

Enlaces recomendados: Premios Cine