Caso Pretoria

Prenafeta y Alavedra presionaron al más alto nivel para cobrar comisiones

Usaron su influencia y contactos como ex altos cargos en beneficio propio

27.05.2010 | 00:45

Lluís Prenafeta y Macià Alavedra, dos de los principales supuestos "comisionistas" de la trama Pretoria, usaron su influencia y contactos como ex altos cargos del gobierno de Jordi Pujol para mediar ante consellers, alcaldes y dirigentes de CiU en beneficio propio y de empresarios con los que tenían intereses comunes.

El sumario del caso "Pretoria", al que ha tenido acceso Efe, revela que los imputados intentaron presionar a su favor, aunque sin éxito, a los consellers de Economía, Antoni Castells, y de Política Territorial, Joaquim Nadal, e incluso buscaron influir en las consellerías de Acció Social y Medio Ambiente a través de terceros.

Además de reuniones privadas al más alto nivel, Lluis Prenafeta también envió una carta al actual conseller de Economía, Antoni Castells, pidiéndole que hablara con la consellera de Acción Social, Carme Capdevila, para desbloquear la venta a la Generalitat del edificio Illa Fórum de Barcelona por 85 millones de euros.

Las escuchas telefónicas que fueron intervenidas a los imputados por el "caso Pretoria" en los meses previos a su detención muestran, además, que los ex altos cargos de Pujol también se dirigieron en una ocasión al presidente de CiU, Artur Mas, para conseguir información y pedirle que se reuniera con "un señor" que quería "facilitar cosas".

En el sumario se desvela que el ex diputado socialista Luis Andrés García "Luigi", presunto cerebro de la trama, cobró ocho millones de euros por su intervención en operaciones inmobiliarias de Santa Coloma de Gramenet, Sant Andreu de Llavaneres y Badalona.

Por su parte, Lluís Prenafeta y Macià Alavedra se embolsaron otros 637.590 euros cada uno en comisiones por dos operaciones urbanísticas en Badalona y en Sant Andreu de Llavaneres.

Según un informe de la Guardia Civil que consta en el sumario, el "modus operandi" en esas tres operaciones era similar: gracias a los influyentes contactos que Luis García tenía entre los equipos de gobierno municipales y los empresarios, se conseguían modificaciones de planes urbanísticos municipales que beneficiaban a las empresas adjudicatarias.

De esa forma, "Luigi", del que el informe destaca su "elevado nivel de vida" pese al bajo nivel de ingresos que declaraba, habría cobrado en concepto de comisiones 8.026.000 euros, gracias en parte a su "privilegiada relación" con el alcalde de Santa Coloma.

Tanto Alavedra como Prenafeta, revela el sumario del "caso Pretoria", tenían "cualificadas relaciones" que los imputados utilizaban en beneficio de los proyectos urbanísticos investigados y, en ambos casos, hay indicios de que tenían considerables sumas de dinero en paraísos fiscales.

De hecho, la Guardia Civil descubrió indicios de que ambos ex altos cargos de CiU habrían "intermediado ante la Generalitat y el Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès" a favor del empresario inmobiliario Lluís Casamitjana, presidente de Espais y también imputado en la causa por su relación con una de las operaciones urbanísticas objeto de investigación.

En el sumario también aparece una conversación que fue grabada el 13 de marzo de 2009, siete meses antes de que el juez Baltasar Garzón ordenara su detención, en la que el ex alcalde socialista de Santa Coloma de Gramenet Bartomeu Muñoz y el presunto cerebro de la trama, Luis García, "Luigi", se quejan de que "El Montilla" no les da nada y que lo mejor es "que gane el Mas éste" y les darán "más cosas".

Por su parte, Macià Alavedra atisbó el verano pasado en una charla con Lluís Prenafeta que sus negocios podían influir negativamente en la victoria del líder de CiU, Artur Mas, en las autonómicas y le advirtió: "coño, escucha, a este niño al final no le dejaremos ganar las elecciones si hacemos el burro".

Enlaces recomendados: Premios Cine