Elecciones en Andalucía

PSOE e IU empiezan a negociar en Andalucía y Asturias

El presidente andaluz, José Antonio Griñán, asegura que afronta el diálogo "con humildad, ilusión y transparencia"

26.03.2012 | 22:47

La Comisión Ejecutiva Regional del PSOE-A ha acordado hoy la apertura de una negociación con el resto de fuerzas andaluzas, pero específicamente con IU, para intentar alcanzar un acuerdo para el futuro Gobierno autonómico, ha anunciado hoy su secretario general José Antonio Griñán.

En un comparecencia de prensa, el candidato a la Junta ha situado su primer objetivo en dar respuesta a la tendencia de izquierdas que mayoritariamente ha expresado en las urnas el pueblo andaluz y conseguir un Gobierno de "estabilidad" para los próximos cuatro años que de soluciones a los problemas económicos de la comunidad.

"La Ejecutiva ha mandatado para dialogar con otras fuerzas y lo vamos a hacer con humildad, ilusión y transparencia, sobre un programa de izquierda que conocerán los ciudadanos", ha indicado.

El 19 de abril se constituye el nuevo Parlamento compuesto por 50 diputados del PP, 47 del PSOE y 12 de IU, pero la previsión de Griñán es que pasada la Semana Santa podrían concretarse las negociaciones con IU.

La crisis económica lleva ya cuatro año, se ha destruido mucho empleo y la reforma laboral lo está "facilitando aún más", con lo que el candidato cree que hay que hacer un esfuerzo y un "diálogo inmediato".

Aunque ha hablado del objetivo de conseguir la "estabilidad", el dirigente socialista no ha querido concretar cuál puede ser el resultado final de las negociaciones si un pacto de Gobierno o acuerdos de legislatura, aunque ha puesto una condición: "El próximo Gobierno habrá de ser paritario".

"Me planteo todas las posibilidades cuando empieza un camino, habrá que hablar mucho, muy detenidamente y ya veremos a donde se llega, pero es evidente forjar algo similar a lo que ha dicho el pueblo andaluz en la urnas, que quiere un gobierno de izquierdas", ha manifestado.

Los casos de corrupción, ha afirmado que la "misma intolerancia que tuvimos la vamos a seguir manteniendo" y se ha comprometido a "seguir denunciado" ante la justicia todo lo que sea irregular "caiga quien caiga, porque es lo que quiere" la militancia y la ciudadanía.

La oferta de diálogo incluye también al Gobierno de España desde el "respeto y la lealtad" institucional. "No queremos enfrentamientos, vamos a pedir respeto de ida y vuelta", ha apostillado.

Sobre los resultados electorales, el secretario general ha estimado que Andalucía se ha convertido en un "referente" nacional de la izquierda y que su partido "ha frenado la deriva" de los comicios generales del 20 de noviembre.

El candidato ha expresado la "inmensa gratitud" hacia el millón y medio de andaluces que ha apoyado a su partido, lo que ha justificado en que quieren que defienda un modelo de sociedad "justo, decente y comprometido" con las políticas públicas y la protección social.

El resultado, según ha dicho, avala la decisión de no hacer coincidir las elecciones andaluzas con las generales, una decisión que tomó por "razones objetivas" de cumplimiento de calendario legislativo y por la estabilidad parlamentaria.

"Este partido tiene una militancia extraordinaria, es un tesoro, y la dirección es deudora de ella", ha agradecido Griñán, que ignoraba que al finalizar la rueda de prensa los trabajadores y militantes del PSOE-A le tenían preparada una sorpresa.

Era una tarta cuadrada con la leyenda "Andalucía por el camino seguro", el eslogan de campaña, que Griñán compartió a la entrada de las sede socialista con militantes, dirigentes y periodistas.

Inicio de negociaciones también en Asturias

El candidato socialista a la Presidencia del Principado, Javier Fernández, se reunirá el próximo miércoles con IU para tratar de buscar un gobierno estable en Asturias e iniciará después una ronda de contactos con el resto de grupos que han obtenido representación parlamentaria en las elecciones de ayer.

En rueda de prensa tras la reunión de la Comisión Ejecutiva de la FSA-PSOE, Fernández, sin concretar si optará a la investidura sea cual sea el resultado de las conversaciones, ha subrayado que como fuerza política ganadora de las elecciones asume el mandato de los ciudadanos de tomar la iniciativa para liderar el próximo gobierno.

El dirigente socialista ha apuntado que la ronda de conversaciones, a la que prevé dar continuidad esta misma semana dado que la siguiente es prácticamente inhábil, comenzará con IU "por afinidad" con una fuerza política con la que el PSOE ya ha gobernado en coalición en Asturias en anteriores legislaturas.

Los socialistas ganaron las elecciones autonómicas tanto en votos como en escaños al conseguir 16 diputados, tres más que Foro, el partido que lidera Francisco Álvarez-Cascos mientras que IU logró cinco, uno más de los que tenía, el PP mantuvo sus diez representantes UPyD logró su primer diputado en la cámara asturiana.

La reunión se celebrará coincidiendo con la jornada en la que la Junta Electoral escrutará el voto de los emigrantes que, según las estimaciones del PSOE, aún podría darles un nuevo escaño en la circunscripción occidental lo que dejaría a la suma de PP y Foro sin mayoría absoluta en la Cámara regional.

Fernández ha incidido en que se trata de un escaño "importante" y que su formación está "preocupada" por el resultado final del escrutinio "pero sin ansiedad", a la vez que ha asegurado desconocer cuántos votos de residentes en el extranjero han llegado a Asturias ni cuántos pueden llegar todavía hasta el próximo miércoles.

El candidato socialista, que ha abogado por acortar lo más posible los plazos de las negociaciones para buscar un gobierno estable dado que la nueva Junta General se constituirá entre el 15 y el 17 de abril, convocará posteriormente al resto de fuerzas políticas una vez conocida la distribución definitiva de escaños.

A preguntas de los periodistas sobre un hipotético pacto entre Foro y PP dado que ambos suman la mayoría absoluta antes del escrutinio del voto emigrante, Fernández se ha preguntado si se podría entender que lo que se ha vivido en las últimos semanas ha sido ya una negociación "entre las dos derechas de Asturias".

"¿Para llegar a entenderse han tenido que someter a Asturias a unas elecciones?. Ellos lo entenderán, pero yo no y tengo la sensación de que los asturianos tampoco", ha afirmado antes de emplazar a ambos a explicar "por qué no se ponían de acuerdo cuando tenían aún más apoyo parlamentario del que ahora van a tener".

En cuanto a UPyD, que se estrena en el Parlamento asturiano con un escaño y que podría decantar la mayoría entre PSOE-IU y Foro-PP si los socialistas logran un nuevo escaño, Fernández ha apuntado, ante las reticencias de la coalición a pactar con esta formación, que su obligación es buscar la estabilidad del próximo gobierno y no "poner etiquetas ideológicas a ninguna fuerza política".

Enlaces recomendados: Premios Cine