Rajoy rechaza que los andaluces hayan pasado factura al PP por los recortes

Niega que Arenas haya fracasado, mientras cargos del partido hablan de desgaste por la reforma laboral y la subida de impuestos

27.03.2012 | 05:25
Mariano Rajoy, a su llegada a la cumbre de seguridad nuclear que se celebra en Corea del Sur.
Mariano Rajoy, a su llegada a la cumbre de seguridad nuclear que se celebra en Corea del Sur.

El presidente, Mariano Rajoy, rechazó ayer que los votantes de Andalucía hayan pasado factura al PP por las duras medidas económicas aprobadas desde su llegada a la Moncloa. El jefe del Ejecutivo aseguró estar «muy orgulloso» por el trabajo del candidato popular, Javier Arenas, y negó que no lograr la mayoría absoluta en la mayor comunidad autonómica pueda considerarse «en absoluto» un fracaso.


«En política no siempre consigue uno el cien por cien de los objetivos que se propone», dijo Rajoy en una primera valoración de los comicios andaluces a su llegada a Seúl, donde destacó que los populares han ganado con «el mejor resultado en la historia». El Presidente recordó la complicada situación que atraviesa el país con la desviación del déficit público en 2011, «inaceptables» cifras de paro y dificultades en los mercados internacionales.


«Tenemos problemas para financiarnos en los mercados, está la UE detrás; estamos haciendo lo que tenemos que hacer», subrayó Rajoy, quien aseguró que seguirá con las reformas porque es lo que España necesita, «no son un capricho y nos estamos jugando el futuro» (más información en página 42).


«Estoy muy orgulloso de mis compañeros, han tenido un gran resultado en Andalucía, hay mucha gente que nos ha votado y vamos a tener en cuenta también lo que han pensado esas personas que han confiado en nosotros, y vamos a seguir adelante», remachó Rajoy.


Por el contrario, cargos del PP coinciden en que detrás de los resultados en Andalucía hay un «toque de atención» de los ciudadanos a Rajoy por las reformas que ha puesto en marcha con el arranque de la legislatura, en especial la laboral y la subida del IRPF. Según las citadas fuentes, la subida fiscal ha sentado mal entre los votantes del partido y ha podido contribuir a «desmovilizar» a una parte de su electorado. Además apuntan a que la reforma laboral ha servido para «movilizar» a los votantes de izquierdas.


Aunque se admite que las medidas económicas son necesarias, en el PP se reconoce que el 25-M ha dejado claro el rápido desgaste del Gobierno y se cree que los socialistas andaluces han sabido exprimir el mensaje del «miedo» hablando del «copago» y de los posibles recortes en sanidad y educación. Los reproches alcanzan al gallego Núñez Feijóo por introducir el «copago» en plena campaña. En esta situación, la dirección nacional del partido expresó ayer su total apoyo al líder andaluz, Javier Arenas, al que prometió que ayudará en todo lo necesario para reforzar la oposición a un Gobierno de PSOE e IU. Por ahora, Arenas seguirá en Sevilla tras su cuarto intento fallido por gobernar en Andalucía. Es la hora de «la reflexión y la humildad», dijo Estaban González Pons.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine