Fue a algo más que a ver

Los informes internos del banco suizo de Bárcenas constatan que Sanchis preguntó expresamente cómo se podían sacar todos o parte de los comprometedores millones

27.03.2013 | 02:22

Oviedo, E. LAGAR


Ángel Sanchis aseguraba, a mediados de enero, al hacerse pública la fortuna que Luis Bárcenas tenía en Suiza, que él no tenía nada que ver en el asunto y menos con la operación para vaciar las cuentas de L. B. en el país helvético justo en 2009, cuando empezó a sentir el aliento de los investigadores del «caso Gürtel». Sanchis ofreció varias entrevistas en las que trataba de quitarse de en medio y sostenía que sólo había recibido una autorización de Bárcenas para «ver» lo que había en el Dredsner Bank y opinar sobre las inversiones bursátiles de aquella cuenta. Nada más lejos de la realidad. La documentación del banco, recogida en informes policiales a los que ha tenido acceso LA NUEVA ESPAÑA, dice textualmente que Sanchis preguntó de forma expresa cómo se podía sacar de allí, total o parcialmente, un dinero que empezaba a quemar.


La documentación de la comisión rogatoria solicitada por el juez Pablo Ruz, instructor de «Gürtel», recoge las comunicaciones internas del banco suizo en torno a las cuentas de Luis Bárcenas. Sobre lo ocurrido el 20 de febrero de 2009, se cice textualmente: «Nos anuncia (Luis Bárcenas) la visita de uno de sus amigos y persona de toda confianza: Ángel Sanchis Perales. Lo representa una carta debidamente firmada por él. Esta persona está autorizada para ver las cuentas corrientes y preguntó cuáles serían las modalidades de proceder a la liquidación total o parcial de la cartera y los fondos de retiro, ya sea en efectivo o mediante transferencia bancaria. En la discusión, la persona anuncia que el cliente tiene la intención de liquidar parte o la totalidad de su cartera (a día de hoy todavía no sabe lo que va a decidir), nos dará instrucciones para la transferencia de fondos posteriormente».


Sanchis, tras estallar el escándalo de las cuentas de Bárcenas en Suiza, también quiso desvincularse de cualquier tipo de negocio conjunto con Luis Bárcenas. Pero los informes internos del Dredsner, redactados por la ejecutiva que gestionaba la cuenta y relativos a esa visita de Sanchis a Suiza, continúan así: «El cliente (Luis Bárcenas) quiere oficializar los activos y diversificar su patrimonio. Decidió invertir en bienes inmobiliarios y también en las empresas de producción en Argentina (producción de limones con una distribución industrial grande) y Brasil (producción de maderas preciosas), empresas que pertenecen a su amigo Ángel Sanchis Perales. Durante nuestra entrevista, el cliente me llama y me confirma por teléfono lo que esta persona vino a decirme».


Bárcenas, en su declaración del pasado día 25, declaró que su relación con Sanchis era de carácter «familiar». Su padre ya había trabajado con Sanchis y fue éste quien, de hecho, contrató a un joven Luis Bárcenas para el área económica del PP, que entonces encabezaba como tesorero.

Enlaces recomendados: Premios Cine