Hacienda y Mas polemizan sobre a quién dañaría más el impago de la deuda

Bruselas investiga si una declaración de Juncker a la Eurocámara sobre Cataluña fue alterada en su traducción al español

24.09.2015 | 04:16
Mas, en un acto de Junts pel Sí ayer en Barcelona.

El Ministerio de Hacienda respondió ayer a la amenaza de Artur Mas de no pagar la deuda correspondiente a Cataluña en caso de que el Gobierno se negase a negociar los términos de una hipotética secesión. En un comunicado, el Ministerio señala que ése es un "incumplimiento de la legalidad vigente que no le conviene a los catalanes".

Tendría, según el departamento, "graves consecuencias" para la economía de Cataluña, "para sus empresas y para el sostenimiento de sus políticas sociales, desde el pago de las pensiones al mantenimiento de los servicios públicos fundamentales". Y destaca que una Cataluña independiente sería un país "financieramente inviable", pues ya en la actualidad tiene una calificación crediticia de "bono basura".

Según la nota de Hacienda, la amenaza de Mas "no hace más que volverse contra los intereses de Cataluña", y no perjudica financieramente al Estado, que tiene su acceso garantizado a los mercados. "Cataluña ha conseguido financiarse, pese a tener cerradas las puertas de los mercados, y los bajos tipos de interés que paga" gracias al Estado "que sostiene financieramente" a esta comunidad, igual que a otras, desde el año 2012, advierten.

Hacienda recuerda que entre 2012 y 2015 se ha facilitado liquidez a Cataluña por importe de casi 50.000 millones (49.927,9 millones). En la actualidad, la deuda que Cataluña tiene contraída con el Estado es de 37.487 millones de euros, que es un 18,4% de su PIB regional y supone el 56,1% del total de su deuda, que asciende a 66.813 millones, el 32,8 % de su PIB regional.

Pero Mas insistió, y además de asegurar que las pensiones podrían crecer hasta un 10% en una Cataluña independiente, exigió al ministro Montoro que en lugar de "intimidar" con la financiación de un Estado catalán, se preocupe "de decir lo que pasaría con la deuda española si no hay un acuerdo con Cataluña".

Según Mas, España tiene una deuda equivalente al 100% de su PIB, "y sin un acuerdo con Cataluña, ésta no tendría responsabilidad sobre ella, el nuevo Estado nacería sin deuda y, en cambio, España pasaría a tenerla en el 120% del PIB, no podría aguantar esto, y la UE tampoco, ergo no ocurrirá".

"Tendrá que haber un acuerdo porque conviene a todos -insistió-, y si no lo hay ya hablaremos de lo que pasa, porque estaríamos en un escenario en el que la menos perjudicada sería Cataluña, que quedaría liberada de tener que pagar deuda".

El obispo de Solsona, Xavier Novell, hizo público un escrito sobre el 27-S en el que anima a los catalanes a "vivir y participar en el día más importante de su historia como pueblo" y repicar las campanas para "anunciar que ha llegado el día de la libertad".

Mientras en Bruselas, la Comisión Europea investiga qué ocurrió con la traducción al castellano de una respuesta dada el miércoles por su presidente, Jean-Claude Juncker, a la Eurocámara en la que éste negaba al Parlamento catalán la potestad de declarar la independencia. Bruselas alega que "la versión en inglés es la correcta", y en ella el político luxemburgués dice que no le corresponde hablar de una cuestión interna de un Estado miembro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine