Javier Fernández aconseja "coraje y diálogo" a los gobiernos catalán y central

El presidente del Principado reclama a las instituciones políticas de Cataluña que "no se sitúen al margen del ordenamiento jurídico"

28.09.2015 | 20:22
Javier Fernández.

Todos los dirigentes políticos asturianos estuvieron ayer muy pendientes de los resultados de las elecciones autonómicas en Cataluña. Llamamientos al diálogo y el rechazo a medidas de corte secesionista fueron las ideas más repetidas en las filas de los partidos con representación en el parlamento asturiano. El presidente del Principado, Javier Fernández, discrepó de la interpretación de los comicios catalanes en clave de plebiscito, recomendó "coraje y diálogo" a los gobiernos de España y Cataluña para buscar una solución y reclamó a las instituciones catalanas que no se pongan "al margen de la ley".

Para Javier Fernández, la solución a esta crisis requerirá diálogo entre el próximo gobierno catalán, que se forme tras las autonómicas, y el de España que salga de las elecciones a celebrar en el próximo mes de diciembre. La Generalitat tendrá que renunciar "a un camino indeseable hacia ninguna parte", mientras que el futuro Gobierno central deberá asumir la gravedad de la crisis " y ejercer la iniciativa que le corresponde para afrontarla. Que la independencia sea indeseable y un rumbo a ninguna parte que conllevaría una enorme frustración colectiva no supone que el problema, gravísimo, no exista", dijo Fernández. En su opinión, el próximo Gobierno central, que salga de las elecciones previstas para el próximo mes de diciembre, deberá tomar la iniciativa política "para impulsar las reformas que permitan renovar el actual pacto de convivencia entre todos los españoles. Para ello hará falta tanto coraje como diálogo. Habrá que buscar una solución que vaya de la ley a la ley, como ya supimos hacer en nuestra historia reciente".

No a medidas unilaterales

El presidente del Principado, se comprometió a velar por la defensa de los intereses de los asturianos. "No puedo sentirme ajeno a la crisis provocada por el independentismo catalán, con consecuencias económicas, sociales, políticas e históricas de dimensiones imprevisibles", expuso Javier Fernández anoche, cuando los resultados electorales ya eran prácticamente inamovibles. "No puedo aceptar decisiones unilaterales que vulneran el orden constitucional y que, además, repercuten sobre todos los españoles, residan en Asturias, Cataluña o cualquier otra comunidad", planteó.

También envió el presidente asturiano un mensaje al Gobierno y al resto de las instituciones catalanas que salgan de la cita con las urnas que tuvo lugar ayer domingo. "Lo que han elegido los catalanes es su parlamento autonómico. Es el mismo ejercicio democrático que han hecho en otras diez ocasiones desde 1980, amparados por la Constitución y el Estatuto de Cataluña", recordó el presidente asturiano, que calificó de "inaceptable" el rango que le quiere conferir a estos comicios su homólogo Artur Mas. "En un Estado de Derecho, atenerse al ordenamiento jurídico es una regla básica. Ninguna institución puede ponerse al margen; hacerlo equivale a situarse fuera de la ley", mantuvo Javier Fernández quien emplazó al próximo presidente de la Generalitat a "gobernar para todos los catalanes, gestionar su educación, su sanidad, sus servicios sociales y promover su desarrollo económico cultural; en fin, las labores propias de un gobierno".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine