Una ausencia que trae coleta

Pablo Iglesias renuncia a asistir al desfile y a la recepción real de la Fiesta Nacional "para ser más útil en la defensa de la justicia social" La decisión indigna al PP, que lo acusa de ser un político "antisistema" y de defender a "semiterroristas"

12.10.2015 | 04:23
Sánchez, ayer, en su visita al Museo de la Evolución de Burgos, con Juan Luis Arsuaga.

La ausencia de Pablo Iglesias, líder de Podemos, en los actos de la Fiesta Nacional del 12 de octubre -desfile y recepción de la Casa Real- desató ayer el malestar del PP. El ministro del Interior, Jorge Fernández León, se dirigió públicamente a Iglesias para decirle que esta ausencia le deslegitima y le equipara a políticos "antisistema". Y a continuación le espetó que "no ofende quien quiere, sino quien puede".

El líder de Podemos excusa su asistencia al considerar que su presencia es "más útil en la defensa de los derechos y la justicia social" en España que "en ese tipo de actos". Pablo Iglesias ha mandado una comunicación a la Casa Real en la que se muestra "convencido" de que Zarzuela "comprenderá esta decisión". Iglesias se ampara en que "combatir la desigualdad" es una de las "principales prioridades" de Podemos, "como estamos seguros que también lo será para la Jefatura del Estado". Ya en un tono menos institucional, en una entrevista televisiva, el líder de Podemos aseguró que la invitación le había llegado a un correo "no adecuado" y que tenía pensado regalar al Rey la serie de televisión "The Wire" (ya le regaló anteriormente "Juego de Tronos"), pero que "no le daba tiempo" a comprarla. Al hilo de la institución monárquica, Iglesias comentó que no le parece "urgentísimo" pero sí "importante" que el Jefe del Estado lo elijan los ciudadanos democráticamente. Opinó que el Rey es "una figura simbólica que no está para hacer política" y que si Felipe VI se presentara a unas elecciones "a lo mejor las ganaba".

La ausencia de Pablo Iglesias de los actos que hoy se celebrarán en Madrid ha irritado al ministro Fernández Díaz. Considera que esta decisión deslegitima al líder de la coleta. "Querer aspirar a su vez a ser nada más y nada menos que un dirigente político responsable y realizar actos que son más propios de responsables antisistema es una contradicción", subrayó Fernández Díaz.

Un poco más duro se mostró el secretario general de Nuevas Generaciones del Partido Popular, Javier Dorado. Criticó a Iglesias por no ir a las celebraciones del 12 de octubre y, sin embargo, se "dedique a defender a semiterroristas que han estado en España". El líder juvenil popular añadió: "Yo me niego a que este señor, que es partidario de los presos políticos de algunos países y que no ha hecho más que defender a algunos semiterroristas que han estado en España y que la Audiencia Nacional ha querido que estén en la cárcel, mientras que él los considera presos políticos, nos de lecciones de derechos sociales al resto de los españoles", declaró ayer durante un acto de la rama juvenil de los 'populares'.

La ausencia en los actos de la Fiesta Nacional -Un desfile que contará con la participación de 3.400 militares y guardias civiles, y la presencia de todas las autoridades del Estado- no es el único asunto que figura en la agenda política del líder de Podemos. La línea ascendente que algunas encuestas están dando a Ciudadanos, situándolo cada vez más cerca de PSOE y del PP, y con un poder decisorio a la hora de determinar el Gobierno, es otro de los asuntos que preocupa al líder de la formación morada. Comienza la batalla de los emergentes de la política española por el decisivo voto de los indecisos.

Iglesias indicó en una entrevista televisiva que Ciudadanos y Podemos se parecen en que ambos "no salen a hacer bisagra con nadie; salen a ganar". Añadió que es "difícil la alianza" con la formación que lidera Albert Rivera, porque "se parece mucho al PP y tiene ideas parecidas a las que proponen en la Fundación FAES". No obstante, "es bueno que en España haya partidos nuevos", añadió. Ciudadanos y Podemos, continuó, tienen la "obligación de hablar" y llegado el caso tras las elecciones generales, podrían ponerse de acuerdo "por ejemplo para reformar la Ley Electoral".

Sergio Pascual, secretario de organización de Podemos, considera por su parte que Ciudadanos es el "tonto útil" del PP y del PSOE y que está sirviendo para "atornillar" a los partidos tradicionales y confía en que el 30 por ciento de indecisos y los ex votantes de PP y PSOE den la victoria a la formación de Pablo Iglesias el 20 de diciembre porque no se plantean perder "ni remotamente". De hecho, justifica la bajada que han tenido en las encuestas en que el proceso interno de primarias y organización les ha "sustraído energías" y eso se ha notado, dice, en el "vigor" del partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine