La Policía desaloja a 310 okupas del popular colegio mayor "Johnny", en Madrid

El inmueble, que llevaba más de dos años tomado, volverá a manos de la Universidad Complutense

19.11.2015 | 04:28
Los okupas protestando después de abandonar el edificio.

Fin a la ocupación del "Johnny". La Policía Nacional detuvo ayer a más de 80 personas en el desalojo que realizó en el colegio mayor San Juan Evangelista de Madrid, conocido popularmente con el apodo de "Johnny", y que va a ser entregado de nuevo a la Universidad Complutense. La operación obligó a un espectacular despliegue policial, intervinieron directamente seiscientos agentes, para expulsar a los 310 inquilinos del edificio, y los 25 perros que lo habitaban.

La mayoría de los detenidos estaban en situación irregular en España y tenían órdenes de expulsión. Aunque también había otros cuatro que estaban reclamados judicialmente por diversos delitos contra la propiedad, aunque no se descarta que haya más detenciones una vez que se avance con las identificaciones. Entre los expulsados había también un menor que se había fugado de un centro y que ha sido puesto a disposición del Grupo de Menores.

También había una familia con un bebé de siete meses de la que se ha hecho cargo a instancias de la Policía Nacional el Samur Social, y una persona de 39 años que ha tenido una crisis asmática durante el desalojo y que ha requerido atención sanitaria.

En los registros se han encontrado pequeñas cantidades de cocaína, marihuana, hachís y pastillas alucinógenas pero los agentes estiman que pueden ser para el consumo por lo que todavía no hay acusación formalizada por tráfico de drogas, y, además, se ha incautado una carabina.

La operación fue llevada a cabo en cumplimiento de un auto dictado por el Juzgado de Instrucción número 12, a instancias de la Universidad Complutense de Madrid. La delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, explicó que el inmueble okupa una superficie de más de 7.300 metros cuadrados que cuenta con tres edificios: el residencial, que además tiene tres estructuras y seis pisos, otro de servicios y el auditorio, que puede alojar a más de quinientas personas. "Los agentes han tenido que tirar las puertas ya que los ocupantes no han querido abrir las habitaciones", señaló Dancausa. El edificio llevaba ocupado algo más de dos años.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine